La FTSP-USO se concentra en defensa de los puestos de trabajo de Ombuds en prisiones

La FTSP-USO se concentra en defensa de los puestos de trabajo de Ombuds en prisiones

Manifestación de trabajadores de Ombuds en prisiones este martes.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada (FTSP-USO) se ha concentrado en Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura contra la decisión del Gobierno de sustituir a vigilantes de seguridad por policías y guardias civiles en un total de 15 cárceles de esas tres comunidades autónomas, tras quedar desierto el concurso al finalizar el servicio la empresa Ombuds el pasado 31 de diciembre.

USO critica la decisión del Ministerio del Interior al considerar que para garantizar la continuidad de los puestos de trabajo de los vigilantes de seguridad el contrato con Ombuds debería prorrogarse mensualmente hasta la nueva adjudicación.

Varios centenares de trabajadores participaron en las concentraciones en Madrid, frente al Ministerio del Interior; en Ciudad Real, frente a la Subdelegación del Gobierno, y en Badajoz, frente a la Delegación, para reivindicar la continuidad de sus puestos de trabajo.

En un comunicado conjunto, USO, CCOO y UGT han denunciado que “el Gobierno sigue desatendiendo temas prioritarios para la seguridad privada en nuestro país, como puede ser el reglamento, la propia sentencia sobre subrogación y las continuas agresiones sufridas por los vigilantes en el desempeño de sus funciones, así como ahora tomando decisiones trasnochadas sobre el tema de prisiones”.

Los sindicatos continuarán manteniendo conversaciones con clientes de seguridad e instituciones así como “la presión en la calle para que la situación de Ombuds revierta en las mayores garantías de empleo para el personal”.

 

MÁS INFORMACIÓN

La CRS abona un total de 90.000 euros en 2019

La CRS abona un total de 90.000 euros en 2019

CRS

La Caja de Resistencia y Solidaridad de la USO ha abonado a lo largo de 2019 un total de 90.000 euros en los 45 expedientes abiertos durante el pasado año, de los que 22 han correspondido a huelgas; 15 a sanciones y 8 despidos.

Las Federaciones de Servicios e Industria han sido las más afectadas por la inestabilidad y conflictividad laboral. Este ha sido el caso de Arcelor, con un total de 300 afiliados atendidos, o la huelga a nivel estatal de las perfumerías Douglas, en la que se ha atendido el pago de 100 afiliados. Por otro lado, de los expedientes abiertos por represalias sindicales, destaca la huelga de Kalisse en Canarias donde se han atendido el pago por huelga de 60 afiliados y donde estamos atendiendo actualmente el despido por causa sindical de 3 compañeros y las sanciones también por causa sindical de otros 4, o el pago por despido por causa sindical de tres compañeros represaliados tras la huelga en Ryanair.

“Desde la CRS hemos notado un considerable aumento de la inestabilidad laboral, con más convocatorias de huelgas y un aumento significativo del seguimiento de las mismas. Pero lo que más nos preocupa es el aumento también de las represalias hacia los delegados más activos”, destaca Lola Robles, responsable de CRS.

FAC-USO reclama negociar un nuevo sistema retributivo para los empleados públicos

FAC-USO reclama negociar un nuevo sistema retributivo para los empleados públicos

Luis Deleito, secretario general de FAC-USO.

Tras conocer el fallo del Tribunal Supremo en el que desestima la petición de una funcionaria para que se le abone una parte de la productividad semestral que le ha sido detraída por su “bajo rendimiento en un periodo de 15 días en el que ha estado de baja por IT”, según argumenta, desde la Federación de Atención a la Ciudadanía de USO “manifestamos nuestra oposición y asombro, sin perjuicio del acatamiento debido a la misma”.

Por ello, “reclamamos la necesidad inminente de negociar un nuevo sistema retributivo para los empleados públicos acorde con la realidad, que permita dignificar sus retribuciones, y que acabe de una vez con cualquier tipo de cacicadas o actuaciones arbitrarias y abusivas”, argumenta Luis Deleito, secretario general de FAC-USO.

Tras analizar la sentencia, FAC-USO considera que la Sala no entra en el fondo de la cuestión, al limitarse a citar una serie de preceptos respecto de la definición de lo que debía ser la productividad, así como que la percepción de la misma no consolida derechos respecto su percibo en ejercicio posteriores.

“Se olvida la Sala que, en nuestro actual y obsoleto sistema retributivo, la denominada productividad no es objetivamente ‘productividad’ en la mayoría de los casos, sino que, por sus características y forma de pago, es realmente salario puro y duro, que integra el conjunto de retribuciones de un empleado público, que puede tener en su nómina, dándose hasta tres o cuatro tipos de productividades diferentes”, explica Deleito. Por tanto, esa productividad en estos supuestos es salario, forma parte de su estructura salarial, y así debe de ser conceptuado.

Además, “permitir que su cuantía venga fijada mediante la decisión subjetiva de determinado superior jerárquico es una tiranía inaceptable en el siglo XXI”, añade Deleito.

Si el empleado público en cuestión no cumple efectivamente con su trabajo, existen medios, dentro del sistema sancionador, para en su caso incoarle el correspondiente expediente disciplinario, con las debidas garantías, e imponerle las sanciones que en el mismo se pudieran determinar, apuntan desde FAC-USO.

“La sentencia no entra en estas cuestiones que, a nuestro entender, se nos antojan fundamentales para concluir con que el actual sistema retributivo de los empleados públicos en España es arcaico, está obsoleto y es inservible para los retos que una Administración moderna plantea”, concluye Deleito.

El Supremo ratifica el derecho de los trabajadores de Fujitsu a recibir cesta de Navidad

El Supremo ratifica el derecho de los trabajadores de Fujitsu a recibir cesta de Navidad

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Nacional de 6 de febrero de 2018 por la cual se reconocía el derecho de los trabajadores de Fujitsu Technology Solutions a recibir la cesta de Navidad de 2016, tal y como había denunciado USO en esa y otras instancias.

En la demanda interpuesta por UGT, USO y CCOO ante la Audiencia, queda acreditado que la empresa obsequió a los trabajadores con la cesta de Navidad desde el inició de su actividad, a excepción de 1997, año en el que la empresa sustituyó la entrega de dicha cesta por un cheque-regalo. Fue en 2013 cuando la empresa comunicó a los trabajadores que ese año no haría entrega de la cesta, por reducción de costes.

Tras la sentencia de la AN, en la que se reconoce el derecho de los trabajadores a percibirla, la empresa presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Dicho recurso se fundamenta en un único motivo, considerando la empresa que la entrega de la cesta de navidad no es una condición más beneficiosa de los trabajadores. El Alto Tribunal señala que la figura de la condición más beneficiosa es una creación jurisprudencial, y que no puede se puede fijar un criterio general en relación a si la entrega de la cesta de Navidad es un derecho adquirido como condición más beneficiosa ni tampoco si se trata de una liberalidad de la empresa. Es decir, hay que tener en cuenta las circunstancias en cada caso.

Para el presente supuesto, el TS entiende que Fujitsu venía entregando la cesta de Navidad de manera regular con voluntad de beneficiar a los trabajadores, por lo que no se trata de una liberalidad de la empresa. Además, teniendo en cuenta el desembolso económico que supone para esta, así como el volumen de la plantilla, el Supremo considera que se trata de una condición de trabajo incorporada al contrato de trabajo de los trabajadores. Y, en consecuencia, desestima dicho recurso de casación, ratifica la sentencia de la Audiencia Nacional y reconoce el derecho de los trabajadores a recibir la cesta de Navidad de 2016.

“Gracias a esta sentencia, que sienta jurisprudencia, y a otras que se han ido consiguiendo en diferentes instancias, se restablecen derechos y condiciones más beneficiosas que los trabajadores ya tenían antes de la crisis y que se suspendieron puntualmente, a veces incluso como un esfuerzo o sacrificio para pasar ese período, pero que luego la empresa aprovechó para eliminarlos de un plumazo. Nos satisface que el Supremo reconozca esa puntualidad de la medida y exija que se restituya el derecho adquirido, tal y como desde la negociación colectiva hemos intentado primero en las mesas”, valora Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

El IPC ahonda la brecha territorial

El IPC ahonda la brecha territorial

El IPC de noviembre, que presenta hoy el Instituto Nacional de Estadística, encara la recta final del año con su primera subida desde julio, aunque muy lejos de los valores del primer cuatrimestre, por encima del 1%.

“El análisis de los precios nos deja alguna nota positiva, como la energía en vivienda, salvo el gasóleo para calefacciones, a pesar de haber sufrido la primera gran ola de frío del otoño-invierno. Sin embargo, el efecto de los combustibles es negativo para la ciudadanía con el encarecimiento del transporte, que toca directamente al bolsillo de todos”, expone Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Teniendo en cuenta no solo la variable de producto, sino la territorial, “nos preocupa que se está disparando mes a mes la desigualdad entre autonomías. En los últimos datos, hemos ido viendo cómo algunas comunidades sobrepasaban el límite a la deflación, y en noviembre se da una amplia e inusual diferencia, desde el -0,1% de Canarias a la subida del 0,9% de Navarra. Esto refleja una profunda diferencia entre territorios que hay que atajar, porque no vale la excusa de que suben los precios donde más altos son los salarios. No se cumple esa máxima, pues La Rioja, por ejemplo, tiene unos salarios mucho menores que los de Cataluña y soporta una inflación mayor. Y Canarias está atravesando una profunda crisis de su sector clave, como es el turismo”, alerta Estévez.