USO es el único sindicato de España que dispone de una Caja de Resistencia y Solidaridad (CRS) para apoyar económicamente a sus afiliados y afiliadas cuando se encuentran en dificultades, ya sea cuando ejercen su derecho de huelga para reclamar sus legítimas reivindicaciones sociales, económicas y sindicales o cuando son fruto de represalias empresariales y se ven afectados por sanciones o incluso por despidos.

La CRS de USO se creó a principios de los años 80 con la “solidaridad de todos, en beneficio de todos” como principio y como instrumento necesario para asegurar la defensa de los trabajadores y trabajadoras. Durante estos 30 años de historia, la USO ha abonado alrededor de 6 millones de euros, en los casi 4.000 conflictos cubiertos. Asimismo, la CRS apoya económicamente a toda la afiliación en caso de invalidez o fallecimiento por accidente extra-laboral o por violencia de género.