Fábrica de PSA en Madrid (Malopez 21)

El Comité de Empresa de la fábrica de automóviles PSA Madrid y la dirección han firmado este pasado lunes el XXXI Convenio Colectivo con el voto a favor de 20 delegados (siete de UGT, seis de USO, cinco de AMYP-CCP y dos de CCOO). Los tres representantes de CGT han votado en contra.

El convenio recoge el compromiso de hacer 29 contratos indefinidos durante este año. También contempla una subida salarial del IPC real del ejercicio anterior para cada uno de los años de vigencia del marco laboral, además de fijar 10 sábados obligatorios al año y la posibilidad de que la empresa establezca dos horas extra diarias.

Según publica La Tribuna de Automoción, estas dos medidas de flexibilidad “ya se recogían en el acuerdo SmartMAD2021, firmado en junio de 2017 para la llegada del nuevo Citroën C4, cuya producción en serie comenzará en septiembre de este mismo curso y supondrá la activación de un segundo turno de trabajo en Villaverde”.

Por su parte PSA se compromete a hacer 29 contratos indefinidos durante este año en Villaverde. También acepta ampliar la jornada de 14 trabajadores fijos a tiempo parcial para equipararlos con los convencionales.

Medidas salariales

En el apartado salarial, para 2020 han acordado un 0,8% fijo aplicable sobre el salario en tablas y complemento individual, más 1,5% en otros conceptos, según recoge el texto del convenio. Para los siguientes años, a partir del nivel 1A, se aplicaría el IPC real del año anterior sobre el salario en tablas y el complemento individual.

Además, para estos trabajadores se fija una garantía salarial del 0,25%, en caso de que el IPC sea igual o mayor que 1, siempre que el mercado de vehículos europeo sea superior a los 15 millones de unidades.

Para los escalafones de formación y 1B, se incrementa el 50% del IPC real y el otro 50% se incluye en el complemento de transición que se incluiría en tablas cuando lleguen al nivel 1A.