Baja el paro en Madrid, más entre los hombres que entre las mujeres

Baja el paro en Madrid, más entre los hombres que entre las mujeres

El número de parados en la Comunidad de Madrid bajó en 828 desempleados en octubre (-0,26%), con respecto al mes anterior. Esto se traduce en que actualmente hay 312.328 personas en paro en la región, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. En el último año, el desempleo en la región ha bajado un 22,22%, con 89.236 desempleados menos.

De la cifra total de desempleados en la Comunidad de Madrid, que suman 312.328 personas en paro, 125.523 son hombres y 186.796 son mujeres. Además, 21.076 desempleados de la región tienen menos de 25 años, de los cuales 10.887 son hombres y 10.189 son mujeres.

Por sectores, el que engloba mayor número de parados en la región madrileña es el de Servicios, con 248.488, lo que se traduce en 782 parados menos que en septiembre; seguido de Construcción, con 22.523, que cuenta con 75 parados menos.

Por su parte, destaca Industria, con 18.105, lo que supone un total de 50 desempleados más y Agricultura, con 2.398 desempleados en este sector, lo que se traduce en 9 parados más. Por su parte, 20.814 vienen del grupo de sin empleo anterior, es decir, 30 personas más que septiembre.

En cuanto al paro entre extranjeros en la Comunidad de Madrid, se situó en 49.763 personas, lo que se traduce en 348 desempleados más respecto al mes anterior, un alza del 0,7%. Con respecto al mes de octubre de 2021, hay 16.596 desempleados extranjeros menos, una caída del 25,01%. Del total, 19.147 proceden de países comunitarios y 30.616 de extracomunitarios.

Prestaciones en Madrid

Un total de 166.387 personas en la región percibieron algún tipo de prestación por desempleo entre las diferentes modalidades existentes. En concreto, 97.161 personas obtuvieron prestación contributiva; 62.676, subsidio y 6.550 renta activa de inserción.

La cuantía media de prestación contributiva recibida por beneficiario en la Comunidad fue de 929,3 euros. Además, el gasto en prestaciones por desempleo alcanzó los 206,46 millones de euros en la región.

Baja el paro en Madrid mientras se multiplican los contratos fijos discontinuos

Baja el paro en Madrid mientras se multiplican los contratos fijos discontinuos

El número de parados en la Comunidad de Madrid ha seguido bajando en junio, en datos que globalmente parecen positivos, pero que se dan en un país donde “la inflación está destrozando el poder adquisitivo de las familias y tener un trabajo ya no es garantía de una vida digna”, ha señalado Conchi Iniesta, secretaria general de USO-Madrid.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en la Comunidad de Madrid cayó un 2,36% en junio con 7.443 desempleados menos en relación al mes de mayo, hasta alcanzar la cifra global de 307.600 personas en paro en la región, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social este lunes. En el último año, con respecto a mayo de 2021, se han registrado 112.349 desempleados menos en la región, lo que supone un descenso interanual del 26,75%.

Se trata de una bajada habitual en el comienzo del verano, que sin embargo no se produce de forma equitativa. De la cifra total de desempleados en la Comunidad de Madrid, que suman 307.600 personas en paro, 122.772 son hombres y 184.828 son mujeres, por lo que “los hombres adultos son el colectivo que más está notando la mejoría, que no acaba de llegar a las mujeres de igual forma”. Además, 19.308 desempleados de la región en el mes de junio tienen menos de 25 años, de los cuales 9.894 son hombres y 9.414 mujeres, y un total 3.203 menos de 20 años.

Por sectores, el que engloba mayor número de parados es el de Servicios, con 243.873, lo que se traduce en 5.690 menos que el pasado mes de mayo, seguido de Construcción, con 22.685, que cuenta con 748 parados menos. Por su parte, destaca Industria, con 17.810, lo que supone un total de 742 desempleados menos, y Agricultura, con 2.424 desempleados en este sector, lo que se traduce en 138 parados menos. Por su parte, 20.808 vienen del grupo de sin empleo anterior, es decir, 125 personas menos en relación al mes anterior.

Respecto a los contratos, en el sexto mes del año se registraron 238.227 contratos, es decir, 31.597 más que el pasado mes de mayo, lo que supone un incremento del 15,29%. En tasa interanual repuntaron un 9,68%, con 21.022 contratos más que en el mismo mes del año pasado.

Del total de contratos, 113.227 fueron indefinidos en Madrid, lo que supone 12.428 más de los firmados en mayo, una subida del 12,33%, y 76.416 más de los que se firmaron en junio de 2021, lo que se traduce en un ascenso del 207,59%. Los temporales sumaron 125.000, lo que supone 19.169 más que en el mes anterior (18,11%) pero 55.394 menos que en el mismo mes del año pasado (-30,71%).

De esta forma los contratos indefinidos suponen el 40,64% del total, mientras que los temporales corresponden al 59,36% del total de los registrados en la Comunidad de Madrid en el mes de junio. El aumento de los contratos indefinidos se debe a que el nuevo marco regulatorio establecido por la reforma laboral indica el contrato indefinido como el prioritario frente al temporal. Sin embargo, bajo la etiqueta de “indefinidos” caben las mismas formas de precariedad.

En el conjunto de España, con respecto a junio de 2021, los contratos indefinidos a tiempo completo han subido 210.229 (204,91%), los indefinidos a tiempo parcial se han incrementado en 135.282 (316,01%) y los fijos discontinuos suben en 265.217 (965,76%), es decir, 10 veces más que hace un año cuando no estaba en vigor la reforma laboral. Los contratos fijos discontinuos sustituyen a los antiguos contratos temporales y permiten que el empleador pueda suspender la relación con el empleado sin necesidad de despedirlo, pero durante le periodo de suspensión, los trabajadores no computan en la lista de parados. “Ahí está la trampa de la reforma, que en el fondo no ha mejorado la situación de los trabajadores con contratos precarios. Simplemente se les está ocultando bajo un cambio de nombre”, señala Iniesta.

Por su parte, el secretario general de USO, Joaquín Pérez, ha destacado que “el problema en muchas ocasiones ya no es tener o no trabajo. Ahora mismo, la inflación se come los salarios, mucho más si no trabajas una jornada completa durante todo el mes. Apostar por sectores productivos que generen empleo estable y de calidad es más importante que nunca: para afianzar puestos de trabajo y para generar riqueza y salarios acordes al precio de la vida”.

EPA Madrid. Menos ocupación, más paro (19,2%) y 5.800 empleos destruidos

EPA Madrid. Menos ocupación, más paro (19,2%) y 5.800 empleos destruidos

A pesar de que la tasa de paro en la Comunidad de Madrid se sitúa dos puntos por debajo de la media nacional, la EPA de este trimestre refleja que tenemos 68.500 desempleados más, lo que supone un aumento del 19,17% frente al trimestre anterior. La encuesta de población activa también muestra un golpe a la ocupación, que se redujo en 5.800 puestos de trabajo entre enero y marzo (-0,18%).

Para la secretaria general de USO-Madrid, Conchi Iniesta, “son unas cifras preocupantes si tenemos en cuenta la pérdida de poder adquisitivo que están afrontando los trabajadores debido al alza sin precedente de los precios”. Por ese motivo, ha señalado, “es esencial que se produzca una subida de los salarios. Es la única salida a esta situación y es precisamente lo que vamos a reclamar este 1º de Mayo en la manifestación que la USO celebra en Burgos”.

Resulta especialmente alarmante la tasa de paro juvenil, que según los datos del INE se sitúa en un 27,91%, cuatro puntos por encima de la registrada en el trimestre anterior (23,67%). Además, el paro entre las mujeres en la región (13,44%) se sitúa dos puntos por encima del desempleo entre los hombres, que se sitúa en el (10,31%). “No podemos perder de vista la brecha de género, que en el último año se ha ahondado con un aumento del porcentaje de desempleadas en hasta dos puntos”, ha recordado Iniesta.

En la Comunidad de Madrid hay un total de 188.400 hombres en desempleo y 1.638.700 con ocupación, mientras que 237.700 mujeres están en situación de desempleo. Frente a ello, 1.531.000 mujeres tienen ocupación laboral, lo que equivale a una tasa de actividad del 59,68%.

Golpe a la industria

A nivel nacional, el primer trimestre ha golpeado la ocupación y, sobre todo, al sector industrial. Sube el paro en 70.900 personas y, además, se reduce el número de ocupados en 100.200. El golpe lo reciben los principales sectores productivos, la industria (-68.000) y los servicios (-50.100), aunque en relación al número de ocupados en ambos, la bajada del empleo industrial es aún más significativa. También el número de autónomos baja de forma significativa, en 55.700 personas.

La EPA  de este trimestre está marcada “no tanto por los efectos de la guerra de Ucrania, sino por la falta de políticas energéticas y la brutal subida de precios, que han golpeado especialmente a los sectores más dependientes de la electricidad y al consumo”, analiza Joaquín Pérez, secretario general de USO.

Pero, además, señala Pérez, “no solo es el cuánto, sino el cómo. Sí ha aumentado el porcentaje de contratos indefinidos, lo cual es una buena noticia, pero también crece el empleo por horas. Se ha destruido empleo a jornada completa, más de 170.000 puestos, mientras que sí se han creado puestos de trabajo a tiempo parcial, algo más de 70.000. Volvemos a trocear el trabajo. Y si un salario, hoy, no permite hacer frente a los gastos más necesarios, mucho menos es posible con la mitad de un salario”.

“Subir salarios, única salida” frente a un IPC Del 8,4 %

Sobre los salarios, Joaquín Pérez ha querido recalcar que “ahora mismo, es la prioridad de nuestras reivindicaciones. Sin olvidar la necesaria calidad del empleo que se crea, este también debe tener una remuneración justa. Y, ahora, los salarios deben recuperarse con respecto a la inflación. Acabamos de conocer el IPC adelantado, de un 8,4 %. Ligeramente más bajo que el anterior, por las rebajas subvencionadas a los carburantes, pero muy por encima del 2,5 % de media que están subiendo los salarios por convenio”.

Por ello, el secretario general de USO, hace un llamamiento “a no quedarse en casa el 1 de mayo. Es el primer Día del Trabajo sin restricciones desde 2019. Nosotros llevaremos nuestro lema, ‘Subir salarios, única salida’, a la manifestación principal, que celebramos en Burgos, pero también a otras ciudades, como Barcelona, Bilbao, Valencia, Palma de Mallorca y en las Islas Canarias. Y en cada mesa de negociación colectiva, la subida salarial es nuestra prioridad”.

La brecha de género en el paro aumenta 2 puntos en el último año

La brecha de género en el paro aumenta 2 puntos en el último año

El número de parados en la Comunidad de Madrid ha bajado un 4,43% en febrero, un dato positivo que sin embargo contrasta la brecha de género, que en el último año se ha ahondado dos puntos. El pasado mes de febrero, las mujeres suponían un 57,3% del total de personas desempleadas. Este año, el porcentaje asciende a 59,3%.

Hace un año había 447.101 madrileños en paro, de los cuales 256.183 eran mujeres (57,3%) y 190.919 eran hombres. Este mes de febrero, del total de 340.187 personas en paro, 138.360 son hombres y 201.826 son mujeres (59,32%), según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este miércoles. Mientras que en términos interanuales, el paro en la región ha bajado un 23,91%, con 106.914 parados menos con respecto febrero de 2021, lo cierto es que esa recuperación no se está produciendo de forma igualitaria para hombres y mujeres.

Esta brecha, creada hace ocho años y que se agranda de forma progresiva, llama especialmente la atención a escasos días del 8 de marzo y resulta paradójica teniendo en cuenta que estamos ante un mes récord en contratos indefinidos firmados. Del total de contratos, 62.238 fueron indefinidos en Madrid, lo que supone 13.172 más de los firmados en enero, una subida del 26,85%.

Además, 21.942 desempleados de la región en el mes de febrero tienen menos de 25 años, de los cuales 11.294 son hombres y 10.648 mujeres, lo que significa que la brecha de género llega cuando las mujeres alcanzan la edad en la que tradicionalmente inician sus respectivos proyectos familiares.

En 2022, las mujeres padecen una mayor tasa de desempleo y una mayor temporalidad en sus trabajos que los hombres. Son mayoría entre las personas que reciben salarios mínimos, y son las que, en mayor medida, trabajan a tiempo parcial, recurren a las reducciones de jornada y excedencias, o cambian de empleo para cuidar de otras personas. No solo hay más mujeres trabajando sin ser remuneradas, sino que, entre las personas trabajadoras, las mujeres asumen la mayor parte de las tareas del hogar.

Por ese motivo, este 8M volvemos a poner el foco en el desigual reparto del tiempo de trabajo remunerado y los cuidados entre hombres y mujeres. La consecuencia de esta situación es una importante brecha de género a nivel laboral y económico. Una brecha que, por otro lado, se ha visto agravada por los efectos de la pandemia, que han acentuado notablemente las desigualdades.

Baja el paro en Madrid, pero las mujeres y los extranjeros se quedan atrás

Baja el paro en Madrid, pero las mujeres y los extranjeros se quedan atrás

Es innegable que la bajada del número de parados registrados durante este mes de enero en las oficinas de los servicios públicos de empleo en la Comunidad de Madrid (-2,67%) es positiva, especialmente teniendo en cuenta que este es un mes en el que suele aumentar el desempleo por el fin de la campaña de Navidad. Aun así, no podemos olvidar que todavía hay un total de 355.957 personas en paro en la región y además, la afiliación a la Seguridad Social en la Comunidad de Madrid durante el mes de enero descendió un 0,74% en relación al mes anterior, y perdió una media de 24.997 cotizantes.

De la cifra total de desempleados en la Comunidad de Madrid, 146.486 son hombres y 209.471 son mujeres. Un total de 23.098 desempleados de la región en enero tienen menos de 25 años, de los cuales 11.976 son hombres y 11.122 son mujeres.

Por sectores, el que engloba mayor número de parados es el de Servicios, con 282.463, lo que se traduce en 5.287 menos que el pasado mes de diciembre, seguido de Construcción, 26.999, que cuenta con 1.543 parados menos.

Por su parte, destaca Industria, con 20.511, lo que supone un total de 322 desempleados menos y Agricultura, con 2.866 desempleados en este sector, lo que se traduce en 149 parados menos con relación al mes anterior. Por su parte, 23.118 vienen del grupo de sin empleo anterior.

En cuanto al paro entre extranjeros, se situó en 57.448 personas, lo que se traduce en 2.446 personas más respecto al mes anterior y una caída del 4,08%. Con respecto al mes de enero de 2021, hay 26.537 parados extranjeros menos, un descenso del 31,6%. Del total, 23.902 proceden de países comunitarios y 33.546 de extracomunitarios.

Si tenemos en cuenta la comparativa anual, el empleo se está recuperando de las peores consecuencias de la pandemia. A pesar de ello, no hay lugar para un excesivo optimismo porque, España continúa liderando las tasas de paro en Europa. Además, se sigue excluyendo de la recuperación a las mujeres y a los extranjeros.

Tipos de contrato laboral en la nueva reforma

Tipos de contrato laboral en la nueva reforma

La nueva reforma laboral, el RD-Ley 32/2021, ha cambiado los tipos de contrato de trabajo en España. Se mantienen cuatro modalidades de contratos, pero las nomenclaturas, causas y duraciones, varían. El sindicato USO te explica las condiciones de cada uno.

En la actualidad, la legislación laboral española reconoce los siguientes tipos de contratos laborales:

  • Contrato indefinido.
  • Contratos formativos.
  • Contratos de duración determinada.
  • Contratos fijos-discontinuos.

Aunque, dentro de cada tipo de contrato, existen varias modalidades.

Contrato indefinido: ¿qué es?

El contrato indefinido es aquel que se firma sin establecer un límite en la duración del contrato. Podrá ser verbal o escrito, y la jornada podrá ser completa o parcial.

Esta será la forma de contratación habitual para todos los contratos que se celebren desde el 31 de diciembre de 2021 (fecha de entrada en vigor de la reforma laboral). La nueva reforma laboral establece que, una vez expirada la duración máxima de los contratos de duración determinada, si no hay comunicación previa, se entenderá que ese contrato pasa a ser indefinido.

¿Qué tipos de contratos formativos existen?

Se establecen dos tipos de contratos formativos:

  • Contrato de formación en alternancia.
  • Contrato formativo para la obtención de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios.

¿Qué características tiene el contrato de formación en alternancia?

Este contrato tiene como objetivo compatibilizar la actividad laboral retribuida con los correspondientes procesos formativos en el ámbito de la formación profesional, los estudios universitarios o del catálogo de especialidades formativas del Sistema Nacional de Empleo.

La duración, de entre tres meses y dos años, será la prevista en el correspondiente plan o programa formativo. Si la duración ha sido inferior a la máxima establecida y no se ha obtenido el título, el contrato se podrá prorrogar hasta la obtención del mismo. No podrá superar la duración máxima de dos años.

Como es un contrato que busca compatibilizar estudios con trabajo, durante el primer año la jornada no podrá ser superior al 65%. Durante el segundo año, no superará el 85% de la jornada máxima pactada en convenio colectivo o de la jornada máxima legal.

¿Puedo hacer horas extraordinarias si me han contratado con un contrato de formación en alternancia?

No, las personas que tengan contrato de formación en alternancia no pueden realizar horas complementarias y extraordinarias.

Además, tampoco podrán realizar trabajos a turnos y no se establecerá periodo de prueba.

¿Qué es el contrato formativo para la obtención de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios?

Este contrato, enfocado a personas que hayan terminado sus estudios superiores (grados formativos, carreras universitarias, certificados profesionales, etc.) está destinado a adquirir una práctica profesional adecuada al nivel de estudios realizados.

El contrato debe tener una duración de entre seis y doce meses. Deberá llevarse a cabo dentro de los tres años siguientes a la finalización de los estudios; cinco, si se contrata a personas con discapacidad.

¿Cabe la realización de horas extraordinarias en este tipo de contrato formativo?

No, al igual que ocurre con los contratos de formación en alternancia. Las personas con contrato de formación para la obtención de práctica profesional no podrán realizar horas extraordinarias, salvo en los supuestos en los que se trate de prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes.

¿Qué son los nuevos contratos de duración determinada?

Esta nueva manera contractual viene a sustituir a los contratos de obra y servicio determinado y pueden ser de dos tipos:

  • Por circunstancias de la producción.
  • Por sustitución de la persona trabajadora.

En ambos casos hay que acreditar que concurre una causa justificada con la temporalidad y, para ello, se debe detallar en el contrato la causa habilitante de la contratación temporal, las circunstancias concretas que la justifican y su conexión con la duración prevista.

¿Cuáles son las características de los nuevos contratos de duración determinada?

  • Su duración no puede superior a seis meses, máximo un año si así lo recoge el convenio colectivo.
  • Si el contrato se ha firmado por una duración inferior a la máxima legal, se podrá prorrogar tantas veces se desee hasta alcanzar el máximo de los seis meses o la máxima recogida en convenio colectivo.
  • No podrá identificarse como causa de este contrato la realización de los trabajos en el marco de contratas, subcontratas o concesiones administrativas que constituyan la actividad habitual u ordinaria de la empresa, sin perjuicio de su celebración cuando concurran las circunstancias de la producción en los términos expuestos anteriormente.

¿Qué características tiene el contrato para la sustitución de personas trabajadoras?

Este tipo de contratos podrá celebrarse en cualquiera de los siguientes supuestos:

  • Sustitución de persona trabajadora con derecho a reserva de puesto de trabajo.
  • Para completar la jornada reducida de otra persona trabajadora.
  • Para la cobertura temporal de un puesto de trabajo durante el proceso de selección o promoción para su cobertura definitiva mediante contrato fijo.

Su duración no puede ser superior a tres meses y no podrá celebrarse un nuevo contrato con el mismo objeto una vez superada dicha duración máxima.

¿Qué son los contratos fijos-discontinuos?

Los contratos fijos-discontinuos están destinados para la realización de trabajos de naturaleza estacional o vinculados a actividades productivas de temporada, o el desarrollo de aquellos que no tengan dicha naturaleza pero que, siendo de prestación intermitente, tengan periodos de ejecución ciertos, determinados o indeterminados.

Se podrá concertar para la prestación de servicios en el marco de la ejecución de contratas mercantiles o administrativas que formen parte de la actividad ordinaria de la empresa; así como entre una empresa de trabajo temporal y una persona contratada.

Tienen derecho a que su antigüedad se calcule teniendo en cuenta toda la duración de la relación laboral y no el tiempo de servicios efectivamente prestados, con la excepción de aquellas condiciones que exijan otro tratamiento en atención a su naturaleza y siempre que responda a criterios de objetividad, proporcionalidad y transparencia.

Tienen derecho a que la empresa les informe (junto a la representación legal de las personas trabajadoras) sobre la existencia de puestos de trabajo vacantes de carácter fijo ordinario para que puedan formular solicitudes de conversión voluntaria.

El contrato deberá formalizarse necesariamente por escrito y deberá reflejar los elementos esenciales de la actividad laboral, entre otros, la duración del periodo de actividad, la jornada y su distribución horaria (estos últimos podrán figurar con carácter estimado, sin perjuicio de su concreción en el momento del llamamiento).

¿Qué derechos tienen las personas trabajadoras a tiempo parcial?

Las personas trabajadoras a tiempo parcial tendrán los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo.

¿Cómo se efectúa la conversión de este tipo de contratos laborales?

La conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo parcial y viceversa tendrá siempre carácter voluntario para la persona trabajadora y no podrá imponerse de forma unilateral o como consecuencia de una modificación sustancial de condiciones de trabajo.

¿Te ha resultado útil esta información? Recíbela puntualmente siguiendo el canal de USO en Telegram o descargándote la app confederal de USO.

Si deseas hacernos una consulta o conocernos un poco más, descubre por qué es importante afiliarte a un sindicato autónomo e independiente como USO.