La bajada del paro en Madrid esconde contratos basura por el Black Friday

La bajada del paro en Madrid esconde contratos basura por el Black Friday

El paro registrado en la Comunidad de Madrid ha bajado en noviembre un 1,68% con respecto a octubre, con 5.921 parados menos. Se rompe la tendencia de los últimos dos años, cuando se registraron subidas del paro en el mes de noviembre.

Con respecto a la Seguridad Social, se ha ganado un total de 26.482 afiliados, lo que supone un incremento del 0,84%. La cifra contrasta con el dato a nivel nacional, que sitúa la pérdida de afiliados a la Seguridad Social en un 0,25%.

Destaca también el hecho de que la bajada de empleo se da en su mayoría entre el colectivo sin empleo anterior, especialmente entre los menores de 25 años: “Lo que podría ser una buena noticia, de medidas concretas para los colectivos más vulnerables se llama sin embargo ‘empleos-basura’ creados por el ‘Black-Friday’”, apunta Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Basta con comparar la evolución del paro con los nuevos contratos. En la Comunidad de Madrid se han firmado 243.155 contratos laborales durante el mes de noviembre, pero sólo hay 5.921 parados menos.

Del total de contratos, 43.364 fueron indefinidos (un 17,83%) y los temporales sumaron 199.791 (un 82,17%): “Esto explica por qué muchos de los jóvenes y personas sin ningún empleo desaparecen de las listas del paro, pero a final de mes nos encontramos con destrucción de puestos de trabajo atendiendo a los realmente ocupados: se firman contratos, pero no se crea empleo”, afirma Estévez.

Madrid tiene un 5% más de parados de larga duración que el resto de España

Madrid tiene un 5% más de parados de larga duración que el resto de España

La Comunidad de Madrid no ha recuperado aún los niveles de ocupación y paro previos a la crisis, a pesar de ser una de las autonomías que mejor se ha ido sobreponiendo. Aunque ha ganado población en términos absolutos, Madrid ha perdido 141.400 ocupados en estos diez años, lo que supone que su tasa de paro siga siendo un 3,41% superior a la que tenía en 2008. “Y es especialmente grave cuando nos fijamos en los parados de larga duración. Si en España los que llevan más de un año en el desempleo son el 52% del total de parados, aquí en Madrid nos vamos hasta el 57%; y en cuanto a los de muy larga duración, más de 2 años sin un empleo, en la Comunidad de Madrid son el 42% de los parados por un 37% en toda España. eso quiere decir que 4 de cada 10 madrileños en edad y disposición de trabajar están en riesgo extremo de pobreza y exclusión social”, denuncia Concepción Iniesta, secretaria General de USO-Madrid.

Son algunos de los datos del informe “Radiografía Socioeconómica y Laboral de la Comunidad de Madrid”, elaborado por el Gabinete de Estudios de USO, y de los cuales se desprende que “está claro que la comunidad tiene que diseñar un plan especial de formación e inserción laboral, con fondos gestionados directamente por la propia administración, sin que pasen por terceras manos, porque el problema de Madrid con el paro de larga duración es más agudo aún que en el resto de España”, incide Concepción Iniesta.

Son medidas que la secretaria General de USO-Madrid pide con urgencia también en el refuerzo a la educación: “El 40% de los parados en la comunidad no tienen los estudios obligatorios. No acabar la secundaria a boca sin remedio una precariedad vitalicia. Por lo tanto, hay que tomar medidas contra el fracaso escolar.”

En cuanto a los sectores, Iniesta pide al Gobierno de la Comunidad que apueste “por una reindustrialización potente en Madrid. El paro en la industria es del 2%, en la construcción del 3% y sin embargo en servicios, a pesar de que Madrid es una ciudad de servicios durante todo el año (sin tanta estacionalidad como la costa), el paro supone el 39% del total. Hay que fomentar un cambio en el modelo productivo que fije empleo de calidad.”

Los salarios, la deuda pendiente

Tampoco los salarios han salido de la crisis. En la Comunidad de Madrid, “nueve de cada diez ocupados han perdido poder adquisitivo durante la década de la crisis”, analiza Laura estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO. “Solo la industria se salva en el cómputo de los 10 años, aunque en general todos los madrileños perdieron poder adquisitivo en el último año, con una subida media del 1,2% en junio, mientras el IPC ya marcaba el 2,3%. Es por eso que en USO utilizamos para el 1° de mayo el lema: “Los salarios, la deuda pendiente” y, por desgracia, no nos podemos deshacer de él”, continúa Estévez.

Madrid, además, presenta una fuerte desigualdad social en edades avanzadas: “Aunque la comunidad tiene una pensión media significativamente superior a la nacional, lo es porque existen pensiones muy altas, pero también unos preocupantes porcentajes de jubilados pobres: el mayor número de pensiones se concentra en el tramo más bajo, de 600 a 650 euros, y 4 de cada 10 están por debajo del salario mínimo actual”, expone la secretaria de comunicación y estudios sindicales: “Estos datos son especialmente graves al hablar de Madrid por el elevado coste de vivir en la gran ciudad, con una vivienda disparada, entre otros gastos necesarios.”

Por último, desde USO no podemos dejar de observar que “Madrid no está entre las comunidades con mayor brecha de género en cuanto ocupación y paro, pero las mujeres son las que tienen peores salarios: mientras que en la industria los varones duplican la ocupación femenina, en los servicios hay más mujeres trabajando, y los sueldos son de media 800 euros más bajos al mes”, concluye Laura Estévez.

Siguen subiendo los alimentos básicos

Siguen subiendo los alimentos básicos

Siguen subiendo los alimentos basicos


La inflación sigue sin dar tregua a los asalariados y pensionistas, que continúan perdiendo poder adquisitivo con respecto a los salarios. El aumento de precios de agosto del 2,2% con respecto a 2017, “sigue apoyándose en productos y servicios de primera necesidad, como vivienda, alimentación y transporte, en una escalada de precios que se disparó en mayo y que enlaza ya cuatro meses por encima del 2%, mientras la recuperación no llega ni al empleo estable ni a los salarios”, denuncia Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

La última encuesta del coste laboral publicada por el INE arroja una subida del 0,1% en la masa salarial de los españoles, “y las expectativas no son halagüeñas en cuanto a recuperación de salarios, toda vez que el Acuerdo por la Negociación Colectiva, además de no ser vinculante y de obligado cumplimiento, cifra en alrededor de un 2% la subida propuesta, lo que, en el mejor de los casos, no cubre la subida de la vida ni mucho menos permite recuperar lo perdido durante la crisis”, continúa Laura Estévez.

“Desde USO mantenemos que un Diálogo Social así no es útil para los trabajadores, ya que los apretones de mano no sirven para que las subidas se firmen en los convenios, y la estadística de convenios firmados hasta agosto habla por sí sola: la subida media pactada es del 1,65%, lo que no es una subida, sino una pérdida del 0,55% con respecto al aumento de los precios”, sentencia la secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

El paro sube en Madrid 1,26 %

El paro sube en Madrid 1,26 %

El paro sube en Madrid 1,26 %


El número de personas desempleadas registradas en los Servicios Públicos de Empleo en la Comunidad de Madrid aumentó en agosto en 4.410 personas, un 1,26 % más, lo que deja la cifra total de parados en la región en 354.113 personas.

A nivel estatal, también aumentó en agosto en 47.047 personas respecto al mes anterior, lo que marca el mayor incremento en ese mes desde 2011 y sitúa la cifra total de desempleados inscritos en 3.182.068.

A esta destrucción de empleo se suma la creación de baja calidad, por lo que desde USO urgimos al Gobierno a que acometa políticas encaminadas a fomentar el empleo estable; a que apueste por la inversión en I+D+i, para potenciar nuevos modelos productivos; y a que persiga del fraude laboral. En definitiva, políticas a corto y medio plazo encaminadas a que el empleo deje de estar sometido al turismo y a cualquier vaivén de la economía.

En la Comunidad de Madrid, de los 354.113 parados registrados al término de agosto 144.664 eran hombres y 209.449 mujeres. Además, 26.572 eran menores de 25 años, 13.312 hombres y 13.260 mujeres.

De entre los desempleados madrileños, 54.354 son extranjeros, lo que supone 622 menos que en julio, un 1,13 % menos, y 4.613 menos que hace doce meses, un 7,82 % menos.

El paro registrado en la Comunidad aumentó en los dos grupos restantes, sobre todo en Servicios (4.380 parados más, hasta los 277.019) y en Industria (153 desempleados más, hasta sumar 21.599 en el sector).

Los precios sigue subiendo mientras que los sueldos crecen al 1,6%

Los precios sigue subiendo mientras que los sueldos crecen al 1,6%

Los precios sigue subiendo mientras que los sueldos crecen al 1,6%


El Índice de Precios al Consumo (IPC) de la Comunidad de Madrid aumentó un 0,2% en junio respecto al mes anterior y la tasa interanual experimentó una subida del 2,1%, según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Madrid es una de las comunidades donde menos aumenta la tasa anual en junio respecto a mayo, junto con Baleares, Canarias y Cataluña, con subidas de una décima.

A nivel nacional, el IPC aumentó un 0,3 por ciento en junio con relación al mes anterior, y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el 2,3 por ciento, su nivel más alto desde abril de 2017 (2,6%).

Estadística señala que en el repunte de la tasa interanual del IPC de junio ha influido principalmente el encarecimiento de las gasolinas; de los alimentos, especialmente de las frutas; de la electricidad, y del gasóleo para calefacción.

“Los precios siguen en continua escalada, mientras que los salarios siguen devaluados con subidas mínimas y seguimos perdiendo poder adquisitivo. Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en el primer semestre del 2018 se firmaron 475 convenios colectivos cuya variación salarial media fue del 1,6%”, destaca Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

Como USO lleva defendiendo desde hace años, es urgente y necesario que los salarios recuperen el poder adquisitivo perdido durante la crisis y, como apunta García, “más aun, en este período de inflación que repercute directamente en la economía de las familias, que hacen frente a mayores dificultades para atender dignamente sus necesidades”.

Desde USO continuamos denunciando que el recién firmado Acuerdo de Negociación Colectiva que contempla una subida salarial en torno al 2% continuará devaluando el poder adquisitivo de los asalariados en España, ya que se encuentra “muy lejos de los incrementos del IPC que se están produciendo en los últimos meses. Por eso, exigimos que los salarios crezcan al menos el 4% más el IPC; el 4% en tres años, para recuperar lo recortado, y el IPC de cada año para no seguir acumulando pérdidas”, en palabras de la Secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

Sobre los datos de la Comunidad de Madrid cabe destacar el transporte, cuya tasa se explica casi en su totalidad por el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes, registró una subida mensual del 0,3 % y anual del 6%. En lo que va de año, se ha encarecido un 3,5%.

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas registraron un encarecimiento en junio respecto al mes anterior del 0,2%, mientras la tasa anual asciende a 2,4 (1,4% en lo que va de año). Las bebidas alcohólicas y el tabaco subieron un 0,1% en junio respecto a mayo y hasta un 2,3 en tasa anual.

LA SUBIDA DE PRECIOS ¿Y DE SALARIOS?

LA SUBIDA DE PRECIOS ¿Y DE SALARIOS?

La subida de precios ¿y de salarios?


El IPC se dispara hasta el 2,1% en mayo, una décima más de lo esperado y su nivel más alto en 13 meses. El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó un 0,9% en mayo en relación al mes anterior, y elevó un punto su tasa interanual, hasta el 2,1%, una décima más de lo avanzado a finales del mes pasado y su nivel más alto desde abril de 2017, según los datos definitivos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estadística señala que en el repunte de la tasa interanual del IPC de mayo ha influido principalmente el encarecimiento de la gasolinas del transporte aéreo, la electricidad, de las frutas y de los servicios de alojamiento.

“La diferencia de un punto entre abril y mayo se ceba sobre todo con los carburantes, que encarecen vivienda y transporte, y con productos básicos de alimentación, como la fruta. El IPC lleva tres años subiendo de forma continuada, cada vez en porcentajes más altos, y los sueldos no ven esa recuperación de la economía”, apunta Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

En USO reclamamos ya una subida salarial suficiente para volver al poder adquisitivo de hace diez años. El IPC no basta ni para los sueldos ni para las pensiones, porque no se está subiendo de cero, sino desde el recorte que han sufrido en esta década. La negociación colectiva debe recuperar el lugar que la Reforma Laboral y los pactos de subidas ridículas le robaron, y convertirse en el instrumento de todos los trabajadores y todos los sindicatos para pelear por una subida justa, que debe ser del IPC + 4% anual, considera Sara García.