La Plataforma Sindical Plural reclama la derogación de la reforma laboral de 2010 y 2012

La Plataforma Sindical Plural reclama la derogación de la reforma laboral de 2010 y 2012

La Plataforma Sindical Plural, de la que USO forma parte, se suma a la treintena de organizaciones sindicales que exigen la derogación íntegra de la reforma laboral de 2010 y 2012. El 3 de febrero se convoca una concentración frente al Congreso. Pediremos la retirada del acuerdo de reforma laboral y la derogación íntegra de las anteriores.

El acuerdo de reforma laboral suscrito por el Gobierno con CCOO, UGT y las patronales, se ha desarrollado en una negociación opaca y excluyente. Además, no deroga las anteriores reformas laborales ni permite recuperar a los trabajadores los derechos laborales que estas eliminaron o redujeron.

Así, USO, junto al resto de organizaciones sindicales que conforman la Plataforma Sindical Plural, se suman al movimiento sindical que reclama al Gobierno la retirada de este acuerdo reforma laboral y exigimos la derogación total de las reformas laborales de 2010 y 2012.

Para ello, el próximo 3 de febrero, a las 11:00 horas, nos concentraremos frente al Congreso de los Diputados para manifestar nuestra rotunda oposición a que se convalide este acuerdo y se convierta en Ley.

No hemos recuperado nuestros derechos

Desde USO entendemos que el nuevo acuerdo de reforma laboral ha sido una oportunidad perdida para plantear qué marco de relaciones laborales y de sistema productivo queremos para el futuro. En ella se recogen modificaciones contra la temporalidad y precariedad laboral a través de medidas en la contratación; la ampliación del uso de los ERTE para evitar despidos colectivos, o la restauración de la ultraactividad y la prevalencia del convenio sectorial en la cuantía del salario y complementos.

Sin embargo, esta reforma abre la posibilidad de contratación en la modalidad de fijos discontinuos a las ETT y reduce el periodo de consultas en los ERTE en las PYMES. Además, no afronta con valentía el abuso en la subcontratación ni la facilitación del despido, que no se toca ni en la forma ni el fondo (mantiene el abaratamiento del despido improcedente y no restaura los salarios de tramitación). Tampoco se ha hecho nada para restaurar las competencias y funciones de la Autoridad Laboral antes de 2012, de autorización administrativa previa a la hora de llevar a cabo un despido colectivo, ni para impedir inaplicaciones de convenio.

Además de su contenido final, la reforma laboral ha estado rodeada de una opaca negociación en la que no se han tenido en cuenta las reivindicaciones de otras organizaciones sindicales que representan a miles de trabajadores. CCOO y UGT no pueden negociar ni acordar nada que afecte al conjunto de personas trabajadoras, pues sus afiliados solo representan al 8,5 % de la población activa.

Los principales sindicatos independientes de los sectores público y privado constituyen la Plataforma Sindical Plural

Se cierra el año con menos horas trabajadas que en 2019

Se cierra el año con menos horas trabajadas que en 2019

El paro en la Comunidad de Madrid bajó un 14,97% en el trimestre octubre-diciembre de 2021 con respecto al trimestre anterior (julio-septiembre), con 62.900 personas menos en desempleo, lo que sitúa la cifra de parados en 357.500, 122.500 menos que en el cuarto trimestre de 2020 (-25,53%). La secretaria general de USO-Madrid, Conchi Iniesta ha señalado que es una buena noticia la creación de empleo en la comunidad, pero es necesario que ese empleo no sea precario y temporal”.

Con esta cifra, la tasa de paro en la Comunidad de Madrid al término de diciembre era del 10,12%, con un total de ocupados de 3.175.600, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) dados a conocer este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según los datos de la EPA, Madrid tuvo uno de los mayores incrementos de empleo en el cuarto trimestre de 2021 (46.300 más), por detrás de Andalucía (102.300) y Canarias (59.600), frente a los mayores descensos observados en Illes Balears (–73.200), Galicia (–21.200) y Extremadura (–17.600).

“Es el momento de decidir qué modelo de trabajo queremos y por eso exigimos la derogación de la reforma laboral de 2010 y 2012. Tampoco sirve el acuerdo firmado entre el Gobierno, CCOO, UGT y las patronales, porque no permitirá recuperar los derechos laborales perdidos durante todo este tiempo”, ha señalado Iniesta.

En Madrid, al término del trimestre octubre-diciembre el total de trabajadores llegó a 3.175.600 personas y la tasa de actividad se situó en el 63,06% de la población activa, según la EPA. Del total de ocupados 1.634.800 eran hombres (una tasa de actividad del 67,88 %) y 1.540.700 mujeres (tasa de actividad del 58,72%).

En comparación con el último trimestre de 2020, en Madrid los ocupados subieron entre octubre y diciembre de 2021 en 108.100 personas, un 3,52 % más, y frente al tercer trimestre del año pasado las cifras de la EPA muestran que en el trimestre posterior hubo 46.300 ocupados más, lo que supone un aumento del 1,48 %.

Menos horas trabajadas que en 2019

A nivel nacional, 2021 cerró con más ocupados y menos paro que 2020. A pesar de los 615.000 parados menos y bajada de 2,80 de la tasa de paro, lo cierto es que no hemos conseguido volver al volumen de empleo previo a la pandemia.

Así, la creación de empleo anual se sitúa en 840.700 nuevos ocupados y crece hasta los 20.184.900. Sin embargo, España no ha recuperado aún las horas efectivas de trabajo previas a la pandemia. Comparado el cierre de 2021 con el de 2019, aún estamos un 3,80 % por debajo.

“Este dato nos alerta de que el empleo es cada vez más parcial, temporal y precario. Si crecen los ocupados, pero bajan las horas trabajadas, estamos ante un aumento de las jornadas parciales, de los trabajos por semanas y días. En la USO siempre hemos dicho que el empleo está troceado, pero ahora mismo está atomizado”, señala Joaquín Pérez, secretario general de la Unión Sindical Obrera.

Una situación “que debería haber sido la prioridad de la reforma laboral, que se ha quedado en la foto y en medidas superficiales, validando con su aprobación los recortes de las dos anteriores reformas que no se han tocado. Un texto insuficiente y decepcionante que no cumple con su objetivo de recuperar los derechos laborales que se recortaron y ya se dan por perdidos en la nueva ley”, advierte el secretario general de USO.

Pérez también alerta “de los empleados de usar y tirar de la Administración”. En este sentido, ha crecido la ocupación en el sector privado (162.500 personas) y se ha reducido en este trimestre en 8.500 la del sector público.

“Las Administraciones Públicas han estado parcheando sus plantillas para atender a la sobrecarga de prestaciones y atención a la ciudadanía derivadas de la pandemia. Sin embargo, esa sobrecarga no se ha terminado y no solo no se estabiliza el empleo público, sino que se finiquitan los contratos de refuerzo. Las Administraciones siguen jugando al margen de las propias reglas que imponen para el sector privado y lo pagan tanto sus empleados como las prestaciones más básicas al ciudadano”, incide el secretario general de USO.

El ‘black contract’ maquilla los datos del paro de noviembre

El ‘black contract’ maquilla los datos del paro de noviembre

Este mes se ha registrado una contratación récord en España con un total de 270.745 contratos suscritos en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, el número de parados únicamente ha descendido en 11.477 personas en la región con respecto al mes de octubre. ¿Cómo es posible?

“Noviembre es la antesala de la campaña de Navidad, el problema es que al igual que con el black friday, la calidad del empleo se mueve a través del black contract”, afirma la secretaria general de USO-Madrid, Conchi Iniesta.

De este modo, a pesar de que los contratos firmados se han incrementado un 9,15% con respecto al mes pasado, el desempleo ha bajado un 2,86% en el mismo tiempo. “El Ejecutivo presume de contratación, pero a la hora de la verdad, eso no se traduce en empleo efectivo y de calidad”, denuncia Iniesta.

Del total de contratos, un 81,17% son temporales (216.372) y un 18,83% son indefinidos (54.373). Según estas cifras, Madrid parece una de las comunidades en las que más contratos indefinidos se han firmado durante este mes. Sin embargo, la clave está en las conversiones de contratos temporales a indefinidos.

“Esto explica también que no se haya creado tanto empleo como debería. Más de una tercera parte de los contratos indefinidos que se han firmado en noviembre son conversiones (19.944). Son personas que ya estaban contratadas, la mayoría con contratos temporales en fraude que deberían no ser temporales. Ahora todos ellos figuran en las estadísticas como nuevos contratos, pero no lo son”, señala Iniesta.

“Es innegable que los datos del paro continúan una tendencia positiva en número, pero ha llegado el momento de decidir qué modelo de trabajo queremos”, afirma Iniesta. “El objetivo no es abandonar el paro por cualquier contrato, sino abordar una reforma laboral urgente, valiente y sin dobleces”.

El paro cae en Madrid un 2,39% pero la contratación cae un 0,71%

El paro cae en Madrid un 2,39% pero la contratación cae un 0,71%

El número de parados en la Comunidad de Madrid bajó en 9.852 desempleados en octubre (-2,39%), en relación al mes de septiembre, hasta la cifra global de 401.564 personas en paro en la región, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. En el último año, el desempleo en la región baja un 6,07%, con 28.844 desempleados menos.

De la cifra total de desempleados en la Comunidad de Madrid, que suman 401.564 personas en paro, 170.162 son hombres y 236.107 son mujeres. Además, 32.770 desempleados de la región tienen menos de 25 años, de los cuales 16.909 son hombres y 15.861 son mujeres.

Por sectores, el que engloba mayor número de parados es el de Servicios, con 317.035, lo que se traduce en 7.783 parados menos que en septiembre; seguido de Construcción, con 29.238, que cuenta con 821 parados menos.

Por su parte, destaca Industria, con 22.391, lo que supone un total de 360 desempleados más y Agricultura, con 3.273 desempleados en este sector, lo que se traduce en 84 parados menos. Por su parte, 29.627 vienen del grupo de sin empleo anterior, es decir, 972 personas más que septiembre.

Respecto a los contratos, en el décimo mes del año se registraron 248.057 contratos en total, es decir, 1.781 menos que el pasado mes, lo que supone una caída del 0,71%. Frente a ello, en tasa interanual aumentaron un 36,92%, con 66.888 contratos más que en el mismo mes del año pasado.

Del total de contratos, 45.512 fueron indefinidos en Madrid, lo que supone 6.243 menos de los firmados en septiembre (-12,06%) y 13.613 más que los que se firmaron en octubre de 2020, lo que se traduce en un aumento del 42,68%. Los temporales sumaron 202.545, 4.462 más que en el mes anterior (+2,25%) y 53.275 más que en el mismo mes del año pasado (+35,69%). De esta forma, en tasa anual el 81,35% de los contratos en la región son temporales, frente al 18,65% que son en régimen indefinido.

Baja el paro y sube la afiliación en el resto de España

A nivel nacional, los datos del paro continúan una tendencia positiva en número, con una tímida bajada en octubre, mes tradicionalmente de subidas, pero llega el momento de decidir qué modelo de trabajo queremos. Aún con miles de personas en ERTE que se suman a los 3,26 millones de parados, el objetivo no es que se abandone el paro por cualquier contrato.

Los afiliados a la Seguridad Social suben también, hasta los 19,69 millones de personas, aunque se observan maniobras que no cambian: altas los lunes, bajas los viernes. Explican, a su vez, que sigamos cerca de los 2 millones de contratos por mes para que únicamente el 10% sean indefinidos. Más de un tercio, además, conversiones de temporales iniciales, bien por cumplir con el período máximo establecido, o por sanción de una Inspección desbordada.

“Casi la mitad de los contratos indefinidos han sido a tiempo parcial. Sube la ocupación, pero bajan las horas trabajadas, como nos mostró la EPA que acabamos de conocer. Los datos en verde siempre son positivos, por supuesto, pero aún estamos al nivel de parados de 2018, y con contratos temporales y a media jornada entre quienes encuentran trabajo. Los contratos que más han subido con respecto al año pasado, de hecho, son los temporales a media jornada. La implantación del contrato indefinido por defecto no puede esperar más, no podemos crear y destruir puestos de trabajo al mismo tiempo, hay que estabilizar el empleo y que un puesto genere jornadas suficientes para poder hablar de un salario digno”, defiende Joaquín Pérez, secretario general de USO.

El paro femenino ha bajado ligeramente, frente a la subida del masculino. “Una corrección mínima que no cambia el hecho de que el 60% de las personas en paro son mujeres”, apunta Pérez. Por colectivos vulnerables, también llama la atención la importante subida entre menores de 25 años y entre quienes no tenían empleo anterior, “cajón de sastre estadístico que mezcla jóvenes en busca de su primer empleo con parados de larga duración. La incidencia del desempleo de larga duración entre mujeres mayores de 44 años es dramática y amenaza con instalarlas en la pobreza estructural”, advierte el secretario general de USO.

Pérez pide “una reforma laboral urgente, valiente y sin dobleces. No queremos otro parche sobre las dos anteriores. Ninguna solucionó la precariedad en el empleo y ninguna de ellas se adapta al mundo del trabajo que tenemos hoy en día. No vale con hacer tachones en artículos, hay que construir un marco laboral del siglo XXI y con la calidad del empleo, no la cantidad, como objetivo”.

EPA: El paro bajó en 9.400 personas en verano en Madrid y la tasa de desempleo se sitúa en el 11,84%

EPA: El paro bajó en 9.400 personas en verano en Madrid y la tasa de desempleo se sitúa en el 11,84%

La EPA en la Comunidad de Madrid registra una bajada del paro de 9.400 personas en el tercer trimestre del año (2,18% menos con respecto al trimestre anterior), lo que supone un mejora de los datos brutos de empleo con 420.400 parado en la región y una subida de la ocupación, que creció en 5.200 puestos de trabajo (+0,17%) entre julio y septiembre, por debajo de la media nacional (+1,83%), hasta los 3.129.300 trabajadores. Sin embargo, evidencia la otra cara de la moneda: el empleo está cada vez más precarizado.

Analizando los datos en profundidad, la brecha de género que se acrecienta atendiendo a la actividad. Al cierre de septiembre, del total de parados 420.400 la mayor parte son mujeres 221.800 mientras que se contabilizan 198.600 desempleados hombres, con tasas de paro del 12,57% y del 11,13%, respectivamente. Por contra, la tasa de actividad es del 67,54% en los hombres y del 59,93% en las mujeres.

En términos interanuales, el paro descendió en la región un 8,42% de julio a septiembre frente al mismo periodo del año pasado, con 38.600 parados menos, y un total de 124.000 personas salieron de la situación de desempleo (+4,13%), según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el INE, la Comunidad de Madrid tiene una tasa de desempleo del 11,84%, 2,73 puntos por debajo de la media nacional que se sitúa en el 14,57%, mientras que la tasa de la actividad en la región se sitúa en el 63,53%, en este caso 4,39 puntos por encima de la media nacional (59,14%).

A nivel nacional, el paro bajó en 127.100 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 3,6% menos que en el trimestre anterior, registrando así su mayor descenso en un tercer trimestre desde el año 2018, cuando el desempleo disminuyó en 164.100 personas. Por su parte, la ocupación superó por primera vez desde el cuarto trimestre de 2008 la cifra de 20 millones de trabajadores, pero se han trabajado 2,53% horas menos que en el mismo trimestre previo a la pandemia. “El dato no puede ser más esclarecedor.

Entre más trabajadores se reparten menos horas de trabajo. Han trabajado menos días y menos horas al día: suben la temporalidad y las jornadas a tiempo parcial”, resume Joaquín Pérez, secretario general de USO. Servicios, además, pone el otro punto negativo, al subir otra vez el paro en el sector al terminar el verano.

El paro cae en Madrid un 2,39% pero la contratación cae un 0,71%

El paro en Madrid baja en 7.449 personas en septiembre (-1,79%)

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo en la Comunidad de Madrid bajó en 7.499 desempleados en septiembre (-1,79%), en relación al mes de agosto. Se trata de una buena tendencia, especialmente porque septiembre suele ser un mes en el que tradicionalmente sube el paro, pero no podemos olvidar que hay 411.416 personas en paro en la región, una cifra que hay que analizar junto con la calidad del empleo creado.

De la cifra total de desempleados, 170.162 son hombres y 241.254 son mujeres. Además, 34.307 tienen menos de 25 años, de los cuales 17.805 son hombres y 16.502 son mujeres.

Servicios, el sector con más parados

Por sectores, el que engloba mayor número de parados es el de Servicios, con 324.818, lo que se traduce en 6.655 parados más que en agosto; seguido de Construcción, con 30.059, que cuenta con 615 parados menos.

Por su parte, destaca Industria, con 22.751, lo que supone un total de 251 desempleados más y Agricultura, con 3.189 desempleados en este sector, lo que se traduce en 25 parados menos. Por su parte, 30.599 vienen del grupo de sin empleo anterior, es decir, 47 personas más que agosto.

En cuanto al paro entre extranjeros, se situó en 68.103 personas, lo que se traduce en 3.778 desempleados menos respecto al mes anterior, un descenso porcentual del 5,26%. Con respecto al mes de septiembre de 2020, hay 9.240 desempleados extranjeros menos, una caída del 11,95%. Del total, 29.720 proceden de países comunitarios y 38.383 de extracomunitarios.

Dentro del desempleo registrado por extranjeros, el mayor número de parados se concentra en el sector Servicios (48.004), seguido de Construcción (9.490), Industria (3.006) y Agricultura (1.007).

Contratación

Con respecto a la contratación, se han registrado 249.838 contratos en total, es decir, 91.835 más que el pasado mes, lo que supone un ascenso del 58,12%.

Del total de contratos, 51.755 fueron indefinidos en Madrid, lo que supone 26.832 más de los firmados en agosto, un alza del 107,66% y 15.386 más que los que se firmaron en septiembre de 2020, lo que se traduce en un aumento del 42,31%. Los temporales sumaron 198.083, 65.003 más que en el mes anterior (+48,85%) y 43.870 más que en el mismo mes del año pasado (+28,45%). De esta forma, en tasa anual el 81,30% de los contratos en la región son indefinidos, frente al 18,7% que son en régimen temporal.

Por sectores, el mayor número de contratos en septiembre se concentró en el sector Servicios, hasta 221.540, seguido por la Industria con 13.940, la Construcción (13.445)) y el sector agrícola (913).

Los contratos a extranjeros sumaron un total de 53.695 contratos, un aumento del 40,06% (15.359 en septiembre, contratos más) comparado con el mes anterior. En tasa interanual repuntan un 29,12% con 12.109 contratos más entre este colectivo.

Un total de 205.631 personas en la región percibieron algún tipo de prestación por desempleo entre las diferentes modalidades existentes. En concreto, 125.620 personas obtuvieron prestación contributiva; 68.905, subsidio y 11.106, renta activa de inserción.

La cuantía media de prestación contributiva recibida por beneficiario en la Comunidad fue de 859,1 euros. Además, el gasto en prestaciones por desempleo alcanzó los 267 millones de euros en la región.