El Supremo da la razón a USO y obliga a Transcom a pagar los incentivos atrasados

El Supremo da la razón a USO y obliga a Transcom a pagar los incentivos atrasados

USO ha conseguido que los teleoperadores de Transcom Worldwide SLU vuelvan a percibir los incentivos de hasta 200 euros que la empresa dejó de abonar a los trabajadores de forma unilateral sin causa justificada, provocando un grave perjuicio económico a los trabajadores durante la pandemia.

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia previa del TSJM a raíz de la denuncia presentada por USO, junto con el resto de organizaciones sindicales que componen el Comité de Empresa, y ha declarado “nula” la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de carácter colectivo por causas “productivas y económicas” que implicó la supresión de los incentivos establecidos por la propia empresa.

La modificación unilateral por parte de la empresa ha afectado a un total de 35 trabajadores, que en el año 2020 dejaron de percibir una cuantía mensual fija en concepto de incentivos por importe de 150 a 200 euros. Tras el período de consultas, y al entender la parte social que no se daban los razonamientos lógicos por parte empresarial para establecer esta medida tan agresiva, se cerró el proceso sin llegar a ningún acuerdo.

USO y el resto de formaciones sindicales del Comité de Empresa recurrieron a la vía judicial y el 20 de octubre de 2020, el Juzgado de lo Social del TSJM estimó la demanda de conflicto colectivo y declaró nula la modificación. A partir de ese momento comenzó un largo proceso de recursos, suplicación y casación que han culminado con la resolución del Tribunal Supremo para la unificación de doctrina.

A raíz de la sentencia, Transcom deberá pagar a los 35 trabajadores afectados de la plataforma de Pozuelo de Alarcón los incentivos adeudados con carácter retroactivo desde mayo del 2020. La empresa asegura que se ha comprometido a hacerlo de inmediato en la siguiente nómina.

Desde USO valoramos positivamente esta sentencia y denunciamos que los trabajadores de los contact center soportan una pérdida salarial acumulada desde anteriores convenios superior al 10%. Durante la pandemia, la mayor parte de las plantillas prestaron trabajo a distancia sin que se abonasen gastos. Además, las plantillas sufren una alta exposición a los riesgos psicosociales (estrés, ansiedad, exceso de carga de trabajo), a lo que se suma la incertidumbre con respecto al cambio de los servicios cuando lo adquiere otra empresa, pues no se garantiza la subrogación de los trabajadores ni el mantenimiento de los puestos de trabajo.

La equiparación salarial de los limpiadores de hospitales llegará “probablemente” antes de fin de año

La equiparación salarial de los limpiadores de hospitales llegará “probablemente” antes de fin de año

La Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid ya ha confeccionado los nuevos pliegos de condiciones en los que se añade la Carrera Profesional con los nuevos niveles adquiridos por cada trabajador para equiparar los salarios del personal de limpieza de los hospitales madrileños con el resto de trabajadores del SERMAS. Aunque todavía queda pendiente la revisión de la Consejería de Hacienda, los pagos “probablemente” se realizarán antes de finalizar 2022, según ha señalado el director económico financiero del SERMAS, Pedro Irigoyen Barja.

La secretaria general de USO-Madrid, Conchi Iniesta, y el delegado sindical de USO en el Hospital 12 de Octubre, Carlos Garrido, se han reunido este jueves con Pedro Irigoyen para consultar el estado del proceso de reconocimiento de la Carrera Profesional en los hospitales madrileños en los que todavía no se ha realizado esa equiparación salarial: Hospital 12 de Octubre, La Paz, Hospital Universitario Severo Ochoa, Hospital Clínico San Carlos, Hospital Santa Cristina y Hospital Universitario de Móstoles.

Según el director económico financiero del SERMAS, ya están confeccionados los pliegos de condiciones, en los cuales se ha incluido el reconocimiento de la Carrera Profesional para el personal de limpieza. También ha señalado que “probablemente” el cobro sea antes de finalizar 2022.

Con respecto a los pagos atrasados, la Consejería de Sanidad reconoce que los trabajadores tienen derecho al cobro con carácter retroactivo desde marzo de 2019 en los hospitales adjudicados a SERVEO  y desde octubre de 2018 para los adjudicados a Garbialdi. Según Irigoyen, se está buscando una solución para su abono.

Buenas sensaciones

El delegado de USO en el servicio de limpieza del Hospital 12 de Octubre, Carlos Garrido, ha afirmado: “En Madrid hay más de 1.000 limpiadoras por el reconocimiento de la carrera profesional, así que salimos de la reunión con buenas sensaciones. A finales de este año, según nos ha dicho Sanidad, un millar de personas obtendrán la equiparación salarial y posiblemente sus atrasos correspondientes con el resto de trabajadores del SERMAS, que es lo justo”.

Por su parte, la secretaria de USO-Madrid, Conchi Iniesta, ha señalado que desde USO-Madrid “hemos dejado un canal de comunicación abierto con la Consejería para estar informados de cualquier novedad en el proceso”. También ha destacado que “llevamos arrastrando demasiados meses de alarmante pérdida de poder adquisitivo. Por eso necesitamos empleo de calidad, buenos salarios y estabilidad. Esa es la manera de generar actividad, empleo y progreso”, ha señalado.

USO no firma el acuerdo de despido colectivo y la modificación sustancial de Condiciones en Douglas

USO no firma el acuerdo de despido colectivo y la modificación sustancial de Condiciones en Douglas

La USO no se suma al preacuerdo alcanzado entre Douglas y el resto de sindicatos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE). A pesar de que la empresa ha reducido levemente el cierre de tiendas y la cifra de despidos, consideramos que las medidas reflejadas en ese acuerdo son muy insuficientes teniendo en cuenta cómo se han desarrollado las negociaciones.

Douglas despide a casi un 70% de la plantilla cerrando 124 tiendas y haciendo despidos en otras 10 para reestructurarlas. En los establecimientos también cambia a peor el sistema de incentivos de las personas trabajadoras. Esta modificación de las condiciones de trabajo supone una merma importante en la remuneración mensual, dejando a criterio subjetivo de la empresa todos los parámetros y objetivos que condicionan este nuevo sistema de incentivos.

De igual manera, se va a despedir un número importante de personas de servicios centrales (44) y también de almacén (45), donde aplican una modificación de condiciones en los horarios, pero que no supone un perjuicio tan significativo como el de las tiendas, siendo continuista en líneas generales.

Desde USO se han presentado continuas propuestas para minorizar los efectos más duros de esta medida:

  • Se han elaborado listados con hasta 72 tiendas, que tenían resultados positivos según los propios datos de la empresa, para su desafectación de la medida.
  • Se han propuesto criterios más objetivos para el nuevo sistema de incentivos para que éste fuera más justo, medible, objetivo, transparente y con las herramientas apropiadas para alcanzarlo.

Tras las reuniones mantenidas, las tiendas desafectadas han sido elección exclusiva de la empresa, obviando nuestras propuestas y eligiendo tiendas con criterios diferentes a los planteados inicialmente. En las tres últimas reuniones, la empresa no ha desafectado ninguna tienda más de las 12 que ya había expuesto a pesar de nuestro trabajo.

En la modificación sustancial del sistema de incentivos tampoco ha habido avances reales. La empresa no ha aceptado las propuestas presentadas y continúa con los mismos criterios y objetivos arbitrarios, “flexibles” y sujetos a su sola voluntad.

En el caso de la indemnización, siendo éste el único apartado donde la parte social ha podido trabajar más de cara a mejorar las condiciones de salida, Douglas debería haber hecho un esfuerzo mayor.

Un 83% de los despidos serán mujeres. Más de un 12% con reducción de jornada por Guarda Legal. Más de la mitad de los despidos son de contratos de jornadas parciales, con una media inferior a las 30 horas semanales. Cerca de 200 personas tienen más de 50 años. Cerca de un tercio de la plantilla tiene más de 20 años de antigüedad.

Con estas cifras, USO le preocupa mucho que más de la mitad de las personas despedidas pueden tener serias dificultades para reincorporarse al mercado laboral. Para muchas de ellas va a ser prácticamente imposible volver a encontrar trabajo por sus circunstancias personales. Para estas personas, una indemnización justa puede suponer una situación a futuro menos apremiante tras toda una vida trabajando por y para esta compañía y por eso le pedimos ese esfuerzo superior a la empresa, al menos en las condiciones económicas. DOUGLAS tampoco lo tuvo en consideración, estableciendo la indemnización en 32 días de salario con un límite de 21 mensualidades, dejando un tercio de los afectados topados por su antigüedad.

Por todos estos motivos, desde USO consideramos que este acuerdo no ha cumplido con la finalidad última del periodo de consultas, que es reducir las medidas inicialmente propuestas por DOUGLAS; y por eso los delegados de USO no suscriben este acuerdo.

A falta de su ratificación por la plantilla de DOUGLAS, la empresa llevará a cabo todas estas medidas con las firmas de CCOO y UGT (53% de la representación social en la mesa negociadora), que han considerado suficiente este acuerdo.

ERE en Douglas: 1.000 trabajadores despedidos y cierre de 136 tiendas

ERE en Douglas: 1.000 trabajadores despedidos y cierre de 136 tiendas

Douglas presenta un nuevo ERE, el tercero desde 2018, que acabará con dos tercios de sus tiendas, con la mitad del personal de oficinas y de almacén y supondrá una modificación sustancial de las condiciones de los trabajadores que permanezcan en la empresa.

El tercer ERE que Douglas quiere aplicar en España, desde la adquisición de Bodybell e IF en 2018, supondrá el despido de 1.000 trabajadores (el 90%, personal de tiendas; 5%, personal de almacén y otro 5%, del personal de oficinas centrales) y el cierre de 136 establecimientos. Actualmente Douglas cuenta con una plantilla de 1500 personas y 199 tiendas.

El comité de empresa rechaza este nuevo ERE en Douglas y ha convocado concentraciones en toda España para parar los despidos:

  • Valencia: 11:00 horas en la calle Colón.
  • Palencia: 11:00 a 13:00 horas en la calle Mayor, 17.
  • Oviedo: 12:30 horas en la calle Uría.
  • Ferrol: 12:00 horas en Polígono de la Gándara s/n.
  • Zaragoza, 11:00 a 13:00 horas en la calle Madrid, 211-213.
  • Santander, 10:30 horas en la calle Burgos y a las 11:45 horas en la calle Calvo Sotelo.
  • Sevilla: 12:00 a 14:00 horas en la calle Velázquez, 11.
  • Madrid: 11:00 a 13:00 horas en Avenida Manoteras, 24 y de 18:00 a 20:00 horas en Gran Vía, 27.
  • Ciudad Real: 11:30-13:30 horas en la calle Alfonso X El Sabio.
  • Cáceres: 11:00-13:00 horas en Avenida de España, 8.
  • Narón: 12:00 horas en el Centro Comercial Odeón.
  • Tarragona: 9:30 horas en Ramón y Cajal, 13.
  • Valladolid: 10:15 horas en Paseo de Zorrilla, 106.
  • Talavera de la Reina: 11:00-13:00 horas en Avenida Pío XII.
  • Aranda de Duero: 11:00 horas en la calle Isilla,17.
  • Logroño: 13:00 en la calle Gran Vía, 18.
  • Lanzarote: 10:00-12:00 en la calle León y Castillo, 21.
  • Tenerife: 10:00 a 12:00 en la calle Castillo, 19.
  • Benidorm: 10:00 horas en la calle José Martínez Alejos, 10.
  • Marbella: 10:30 horas en la calle Ricardo Soriano, 26.
  • Finestrat: 10:00 horas en la calle La Marina.
  • Plasencia 9:15 horas en la calle del Sol, 54.

Cuatro años despidiendo plantilla

“Douglas lleva cuatro años despidiendo personal y acabando con la actividad en España. Desde 2018, la empresa ha echado a la calle a cerca de mil personas con el cierre de 155 tiendas. De aplicarse este nuevo ERE, Douglas habrá despedido a 2.000 trabajadores en los últimos 4 años”, denuncia Rubén Vinatea, de USO en Douglas.

En el ERE de 2018, se cerraron 53 tiendas y se despidieron a 265 personas. En 2021, el ERE supuso el cierre de 82 tiendas y 491 personas fueron al paro. Además de estas medidas, en los periodos entre estos dos ERE se han cerrado más de 20 tiendas por distintos motivos, siendo la mayoría de ellos por rescisiones de contrato de alquiler y desahucios por parte de la propiedad, ante los incumplimientos en los pagos. Y en 2019, se aplicó una modificación sustancial de condiciones de trabajo para toda la plantilla de tiendas, eliminando derechos adquiridos de turnos de trabajo y libranzas y cambios en el sistema de incentivos.

Despidos y dificultades para acceder a la prestación por desempleo

La plantilla de Douglas se enfrenta a una difícil situación como resultado de la gestión ineficaz llevada a cabo por la la empresa. A la pérdida de sus empleos se suma la incertidumbre ante las más que posibles dificultades para acceder a la prestación por desempleo.

La empresa ha mantenido el ERTE por Fuerza Mayor hasta octubre de 2021. La plantilla no se ha reincorporado de forma total hasta noviembre del año pasado. Por este motivo, muchas de las personas perderán sus empleos no van a tener acceso al total de la prestación por desempleo y, en algunos casos, ni siquiera tendrán prestación.

Además, más del 40 % de la plantilla de Douglas tiene contrato a tiempo parcial, y más de un 20 % son contratos temporales. Esto afecta a las indemnizaciones que puedan cobrar con el despido. La plantilla está compuesta mayoritariamente por mujeres (90 %), de las que alrededor de un 25 % tienen una guarda legal por incompatibilidades para poder conciliar el cuidado de sus hijos con su vida laboral. “Todo esto deja a estos trabajadores en riesgo de exclusión social por su situación personal y por las prestaciones que les pueden quedar”, denuncia Vinatea.

USO no firma el acuerdo de despido colectivo y la modificación sustancial de Condiciones en Douglas

USO se opone al ERE en Douglas, el quinto en ocho años de dirección errática y lamentable

USO se opone al nuevo Expediente de Regulación de Empleo presentado este jueves por Douglas y que pondrá en la calle a más de la mitad de la plantilla tras varios años de una pésima gestión de la empresa, con una dirección errática y lamentable. Este último ERE, el quinto en los últimos ocho años, supondrá el cierre de 136 tiendas y el despido de un millar de trabajadores y trabajadoras, según ha trasladado la empresa.

“Cuando no hay nadie a los mandos, la solución más sencilla es siempre la destrucción de empleo”, denuncia Rubén Vinatea, delegado de USO en Douglas y secretario de Acción Sindical de USO-Madrid.

La empresa viene arrastrando una situación muy preocupante desde hace tiempo, a un ritmo prácticamente de ERE por año. Solo en el último, ejecutado en 2021, se despidió a 500 personas. “Las medidas que ha adoptado la dirección para solventar esta situación han sido incongruentes, así que no nos sorprende que Douglas haya perdido cuota de mercado y haya devaluado su marca hasta provocar desconfianza entre los clientes”, denuncia Vinatea.

“La situación ha derivado nuevamente al cierre de las tiendas y al despido de un número aterrador de personas, que no tienen la culpa de las lamentables decisiones tomadas por la gestión errática y caótica de la dirección de la compañía”.

Como siempre, desde USO estaremos luchando junto a los trabajadores para defender las mejores condiciones posibles cuando empiecen las negociaciones con la empresa y no descartamos convocar las movilizaciones que sean necesarias para conseguirlo.

USO reclama un convenio justo para los trabajadores de contact center

USO reclama un convenio justo para los trabajadores de contact center

Este martes nos hemos manifestado frente al hotel Ritz, donde estaban reunida la patronal CEX, para exigir mejoras salariales y estabilidad para los trabajadores del sector del contact center. “Los trabajadores y trabajadoras continuamos en la precariedad como demuestra que nuestro salario ya haya sido alcanzado por el SMI”, denuncia David Sánchez, responsable estatal del sector de contact center de USO.

Después de dos años de bloqueo en la negociación de un nuevo convenio colectivo, desde USO denunciamos que el sector del contact center es uno de los que sufre mayores riesgos psicosociales debido a una demostrada falta de apoyo social por parte de la empresa, presión por las ventas y el estrés. A esto se suman las largas jornadas con auriculares y prácticamente sin cambiar de postura. Y todo ello, remunerado con un salario bajo que no recompensa adecuadamente la labor desempeñada.

“Hemos salido a la calle para dar voz a todos los trabajadores y trabajadoras del contact center. Queremos decir claro y alto que estamos hartos. Ya es hora de que se reconozca el esfuerzo de las plantillas. Queremos un convenio justo que desarrolle la profesionalización del sector”, ha demandado David Sánchez.