EPA 2022: refleja casi el doble de parados que el SEPE en la Comunidad de Madrid

EPA 2022: refleja casi el doble de parados que el SEPE en la Comunidad de Madrid

La última Encuesta de Población Activa (EPA) de 2022, con los datos del cuarto trimestre del año, contradice a los publicados por el SEPE en cuanto al número de parados. De los 297.789 desempleados que reconoce el Ministerio de Trabajo se pasa a los 415.200 de la publicación del Instituto Nacional de Estadística (INE). La diferencia es abismal: casi el 40 %.

 

“La EPA destapa un problema que ya se venía vislumbrando en los meses precedentes: la realidad de los fijos discontinuos, que contabilizan como empleados aunque no estén activos, tras la última reforma laboral”, analiza Conchi Iniesta, secretaria general de USO-Madrid. Según los datos facilitados por la Seguridad Social, en Madrid se pasó de 44.677 fijos discontinuos en 2021 a 107.642 en el año en el entró en vigor la reforma. Es decir, 62.965 más, con un crecimiento exponencial del 240 %. “Muy por encima del 16 % que experimentaron los contratos indefinidos, sobre todo los de jornada completa”, añade la dirigente sindical.

El otro dato llamativo es la fuerte subida del paro en nuestra comunidad. 10.600 parados más que en el anterior trimestre y 57.700 más que en 2021, según la EPA. Un escalofriante incremento del 16 % respecto al año anterior. Madrid es, con mucho, el territorio donde más ha crecido el desempleo. Por contrastar, el siguiente sería Asturias, con apenas 20.000.

También destaca la cronificación de la brecha de género. De los 415.200 parados que refleja la EPA, 240.500 son mujeres (58 %) y 174.700, hombres (42 %). Y la tasa de paradas respecto a mujeres activas es del 13,5 %, por un 9,6 % de parados. Porcentajes en ambos casos inferiores, eso es cierto, a la media nacional.

También hay dos noticias que invitan al optimismo. La primera, que en la Comunidad de Madrid hay 26.400 ocupados más que en la tercera encuesta y 17.400 más que hace un año. Los incrementos porcentuales son muy modestos (inferiores al 1 %), aunque más altos que en el conjunto del Estado. La otra, que la tasa de actividad supera el 63 %, solo por detrás de Ceuta. Las únicas autonomías, junto a Cataluña e Islas Baleares, por encima del 60 %.

En total, en Madrid hay 3.608.200 personas con 16 años o más en edad de trabajar.

Baja el paro en Madrid, más entre los hombres que entre las mujeres

Baja el paro en Madrid, más entre los hombres que entre las mujeres

El número de parados en la Comunidad de Madrid bajó en 828 desempleados en octubre (-0,26%), con respecto al mes anterior. Esto se traduce en que actualmente hay 312.328 personas en paro en la región, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. En el último año, el desempleo en la región ha bajado un 22,22%, con 89.236 desempleados menos.

De la cifra total de desempleados en la Comunidad de Madrid, que suman 312.328 personas en paro, 125.523 son hombres y 186.796 son mujeres. Además, 21.076 desempleados de la región tienen menos de 25 años, de los cuales 10.887 son hombres y 10.189 son mujeres.

Por sectores, el que engloba mayor número de parados en la región madrileña es el de Servicios, con 248.488, lo que se traduce en 782 parados menos que en septiembre; seguido de Construcción, con 22.523, que cuenta con 75 parados menos.

Por su parte, destaca Industria, con 18.105, lo que supone un total de 50 desempleados más y Agricultura, con 2.398 desempleados en este sector, lo que se traduce en 9 parados más. Por su parte, 20.814 vienen del grupo de sin empleo anterior, es decir, 30 personas más que septiembre.

En cuanto al paro entre extranjeros en la Comunidad de Madrid, se situó en 49.763 personas, lo que se traduce en 348 desempleados más respecto al mes anterior, un alza del 0,7%. Con respecto al mes de octubre de 2021, hay 16.596 desempleados extranjeros menos, una caída del 25,01%. Del total, 19.147 proceden de países comunitarios y 30.616 de extracomunitarios.

Prestaciones en Madrid

Un total de 166.387 personas en la región percibieron algún tipo de prestación por desempleo entre las diferentes modalidades existentes. En concreto, 97.161 personas obtuvieron prestación contributiva; 62.676, subsidio y 6.550 renta activa de inserción.

La cuantía media de prestación contributiva recibida por beneficiario en la Comunidad fue de 929,3 euros. Además, el gasto en prestaciones por desempleo alcanzó los 206,46 millones de euros en la región.

Sube el paro y cae la ocupación a pesar de las contrataciones públicas del tercer trimestre

Sube el paro y cae la ocupación a pesar de las contrataciones públicas del tercer trimestre

El paro en la Comunidad de Madrid ha subido un 10,46% en el tercer trimestre, según la tercera oleada de la EPA, más de ocho puntos por encima de la media nacional (2,1%). Esto supone que hay un total de 404.600 desempleados, 38.300 personas más que hace tres meses. La ocupación desciende en 64.400 personas, un 1,99% menos, mientras que en el resto de España sube un 0,4%.

En términos anuales, el paro en la Comunidad de Madrid ha bajado con respecto a 2021 un 3,76%, cuando el otoño aún fue incierto, lo que se traduce en 15.800 desempleados menos respecto al tercer trimestre del año pasado. Por su parte, la ocupación aumentó en 37.200 personas, lo que supone un incremento del 1,19% en comparación con el tercer trimestre de 2021.

La tasa de actividad en la región según la última EPA se sitúa en el 62,90%, con 4,04 puntos porcentuales por encima de la media nacional (58,86%). Con respecto a la tasa de paro en Madrid, se sitúa en el 11,33%, lo que supone 1,34 puntos porcentuales por debajo de la media nacional (+12,67%). A pesar de ello, “es necesaria una reforma laboral para abordar el problema de la temporalidad”, señala la secretaria general de USO-Madrid, Conchi Iniesta.

Más empleo público

A nivel nacional, la creación de empleo registrada en el tercer trimestre se concentró, sobre todo, en el sector público, que generó 52.300 empleos (+1,5%), mientras que el sector privado únicamente creó 25.400 puestos de trabajo, un 0,1% más respecto al trimestre anterior.

“La temporalidad no es solo una característica del sector privado. De hecho, cada septiembre, nos enfrentamos a los miles de contratos temporales que realiza la Administración para cubrir servicios públicos y esenciales, como la enseñanza. La tasa de estabilidad no despega y el paro, tras el verano, vuelve a repuntar”, denuncia Iniesta.

 

Baja el paro en Madrid mientras se multiplican los contratos fijos discontinuos

Baja el paro en Madrid mientras se multiplican los contratos fijos discontinuos

El número de parados en la Comunidad de Madrid ha seguido bajando en junio, en datos que globalmente parecen positivos, pero que se dan en un país donde “la inflación está destrozando el poder adquisitivo de las familias y tener un trabajo ya no es garantía de una vida digna”, ha señalado Conchi Iniesta, secretaria general de USO-Madrid.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en la Comunidad de Madrid cayó un 2,36% en junio con 7.443 desempleados menos en relación al mes de mayo, hasta alcanzar la cifra global de 307.600 personas en paro en la región, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social este lunes. En el último año, con respecto a mayo de 2021, se han registrado 112.349 desempleados menos en la región, lo que supone un descenso interanual del 26,75%.

Se trata de una bajada habitual en el comienzo del verano, que sin embargo no se produce de forma equitativa. De la cifra total de desempleados en la Comunidad de Madrid, que suman 307.600 personas en paro, 122.772 son hombres y 184.828 son mujeres, por lo que “los hombres adultos son el colectivo que más está notando la mejoría, que no acaba de llegar a las mujeres de igual forma”. Además, 19.308 desempleados de la región en el mes de junio tienen menos de 25 años, de los cuales 9.894 son hombres y 9.414 mujeres, y un total 3.203 menos de 20 años.

Por sectores, el que engloba mayor número de parados es el de Servicios, con 243.873, lo que se traduce en 5.690 menos que el pasado mes de mayo, seguido de Construcción, con 22.685, que cuenta con 748 parados menos. Por su parte, destaca Industria, con 17.810, lo que supone un total de 742 desempleados menos, y Agricultura, con 2.424 desempleados en este sector, lo que se traduce en 138 parados menos. Por su parte, 20.808 vienen del grupo de sin empleo anterior, es decir, 125 personas menos en relación al mes anterior.

Respecto a los contratos, en el sexto mes del año se registraron 238.227 contratos, es decir, 31.597 más que el pasado mes de mayo, lo que supone un incremento del 15,29%. En tasa interanual repuntaron un 9,68%, con 21.022 contratos más que en el mismo mes del año pasado.

Del total de contratos, 113.227 fueron indefinidos en Madrid, lo que supone 12.428 más de los firmados en mayo, una subida del 12,33%, y 76.416 más de los que se firmaron en junio de 2021, lo que se traduce en un ascenso del 207,59%. Los temporales sumaron 125.000, lo que supone 19.169 más que en el mes anterior (18,11%) pero 55.394 menos que en el mismo mes del año pasado (-30,71%).

De esta forma los contratos indefinidos suponen el 40,64% del total, mientras que los temporales corresponden al 59,36% del total de los registrados en la Comunidad de Madrid en el mes de junio. El aumento de los contratos indefinidos se debe a que el nuevo marco regulatorio establecido por la reforma laboral indica el contrato indefinido como el prioritario frente al temporal. Sin embargo, bajo la etiqueta de “indefinidos” caben las mismas formas de precariedad.

En el conjunto de España, con respecto a junio de 2021, los contratos indefinidos a tiempo completo han subido 210.229 (204,91%), los indefinidos a tiempo parcial se han incrementado en 135.282 (316,01%) y los fijos discontinuos suben en 265.217 (965,76%), es decir, 10 veces más que hace un año cuando no estaba en vigor la reforma laboral. Los contratos fijos discontinuos sustituyen a los antiguos contratos temporales y permiten que el empleador pueda suspender la relación con el empleado sin necesidad de despedirlo, pero durante le periodo de suspensión, los trabajadores no computan en la lista de parados. “Ahí está la trampa de la reforma, que en el fondo no ha mejorado la situación de los trabajadores con contratos precarios. Simplemente se les está ocultando bajo un cambio de nombre”, señala Iniesta.

Por su parte, el secretario general de USO, Joaquín Pérez, ha destacado que “el problema en muchas ocasiones ya no es tener o no trabajo. Ahora mismo, la inflación se come los salarios, mucho más si no trabajas una jornada completa durante todo el mes. Apostar por sectores productivos que generen empleo estable y de calidad es más importante que nunca: para afianzar puestos de trabajo y para generar riqueza y salarios acordes al precio de la vida”.

EPA Madrid. Menos ocupación, más paro (19,2%) y 5.800 empleos destruidos

EPA Madrid. Menos ocupación, más paro (19,2%) y 5.800 empleos destruidos

A pesar de que la tasa de paro en la Comunidad de Madrid se sitúa dos puntos por debajo de la media nacional, la EPA de este trimestre refleja que tenemos 68.500 desempleados más, lo que supone un aumento del 19,17% frente al trimestre anterior. La encuesta de población activa también muestra un golpe a la ocupación, que se redujo en 5.800 puestos de trabajo entre enero y marzo (-0,18%).

Para la secretaria general de USO-Madrid, Conchi Iniesta, “son unas cifras preocupantes si tenemos en cuenta la pérdida de poder adquisitivo que están afrontando los trabajadores debido al alza sin precedente de los precios”. Por ese motivo, ha señalado, “es esencial que se produzca una subida de los salarios. Es la única salida a esta situación y es precisamente lo que vamos a reclamar este 1º de Mayo en la manifestación que la USO celebra en Burgos”.

Resulta especialmente alarmante la tasa de paro juvenil, que según los datos del INE se sitúa en un 27,91%, cuatro puntos por encima de la registrada en el trimestre anterior (23,67%). Además, el paro entre las mujeres en la región (13,44%) se sitúa dos puntos por encima del desempleo entre los hombres, que se sitúa en el (10,31%). “No podemos perder de vista la brecha de género, que en el último año se ha ahondado con un aumento del porcentaje de desempleadas en hasta dos puntos”, ha recordado Iniesta.

En la Comunidad de Madrid hay un total de 188.400 hombres en desempleo y 1.638.700 con ocupación, mientras que 237.700 mujeres están en situación de desempleo. Frente a ello, 1.531.000 mujeres tienen ocupación laboral, lo que equivale a una tasa de actividad del 59,68%.

Golpe a la industria

A nivel nacional, el primer trimestre ha golpeado la ocupación y, sobre todo, al sector industrial. Sube el paro en 70.900 personas y, además, se reduce el número de ocupados en 100.200. El golpe lo reciben los principales sectores productivos, la industria (-68.000) y los servicios (-50.100), aunque en relación al número de ocupados en ambos, la bajada del empleo industrial es aún más significativa. También el número de autónomos baja de forma significativa, en 55.700 personas.

La EPA  de este trimestre está marcada “no tanto por los efectos de la guerra de Ucrania, sino por la falta de políticas energéticas y la brutal subida de precios, que han golpeado especialmente a los sectores más dependientes de la electricidad y al consumo”, analiza Joaquín Pérez, secretario general de USO.

Pero, además, señala Pérez, “no solo es el cuánto, sino el cómo. Sí ha aumentado el porcentaje de contratos indefinidos, lo cual es una buena noticia, pero también crece el empleo por horas. Se ha destruido empleo a jornada completa, más de 170.000 puestos, mientras que sí se han creado puestos de trabajo a tiempo parcial, algo más de 70.000. Volvemos a trocear el trabajo. Y si un salario, hoy, no permite hacer frente a los gastos más necesarios, mucho menos es posible con la mitad de un salario”.

“Subir salarios, única salida” frente a un IPC Del 8,4 %

Sobre los salarios, Joaquín Pérez ha querido recalcar que “ahora mismo, es la prioridad de nuestras reivindicaciones. Sin olvidar la necesaria calidad del empleo que se crea, este también debe tener una remuneración justa. Y, ahora, los salarios deben recuperarse con respecto a la inflación. Acabamos de conocer el IPC adelantado, de un 8,4 %. Ligeramente más bajo que el anterior, por las rebajas subvencionadas a los carburantes, pero muy por encima del 2,5 % de media que están subiendo los salarios por convenio”.

Por ello, el secretario general de USO, hace un llamamiento “a no quedarse en casa el 1 de mayo. Es el primer Día del Trabajo sin restricciones desde 2019. Nosotros llevaremos nuestro lema, ‘Subir salarios, única salida’, a la manifestación principal, que celebramos en Burgos, pero también a otras ciudades, como Barcelona, Bilbao, Valencia, Palma de Mallorca y en las Islas Canarias. Y en cada mesa de negociación colectiva, la subida salarial es nuestra prioridad”.