Servicio de asesoramiento gratuito en accesibilidad universal y productos de apoyo para personas con discapacidad

Servicio de asesoramiento gratuito en accesibilidad universal y productos de apoyo para personas con discapacidad

Los afiliados de USO-Madrid pueden acceder de forma gratuita al servicio de asesoramiento en accesibilidad universal, productos de apoyo y en cualquier materia relacionada con la discapacidad gracias al programa “Liberty Responde”.

Se trata de un servicio completamente gratuito que ha puesto en marcha Liberty Seguros y Fundación Konecta, y que cuenta con la colaboración de ASPAYM Madrid. Cuenta con un equipo multidisciplinar de arquitectos, ingenieros, terapeutas ocupacionales o ergónomos que ofrecen respuestas prácticas y adaptadas a las necesidades de cada persona.

 

Información y asesoramiento

El programa ofrece información y asesoramiento sobre:

  • Accesibilidad en el hogar.
  • Accesibilidad de zonas comunes en edificios de viviendas (portales, escaleras, rampas y ascensores).
  • Tecnología de control ambiental (domótica e inteligencia ambiental).
  • Ayudas técnicas y/o dispositivos de apoyo.
  • Transporte adaptado.
  • Subvenciones.
  • Entorno asociativo.
  • Adaptación de puestos de trabajo.
  • Accesibilidad en el deporte.
  • Otros: Normativa, turismo accesible, ocio etc.

 

Contacto

Aquellos afiliados interesados acceder al servicio “Liberty Responde” puede ponerse en contacto con nosotros enviando un correo electrónico a prensa@uso-madrid.es o en el teléfono 915986330.

Vuelta al cole. Guía de los derechos de los profesores ante el coronavirus

Vuelta al cole. Guía de los derechos de los profesores ante el coronavirus

Con la vuelta al cole en el inicio de curso 2020-2021, en medio de la gran pandemia del Covid-19,
muchos docentes y trabajadores de centros educativos se sienten desprotegidos. Todo el mundo se preocupa como es lógico de los alumnos, pero parece que los trabajadores son los grandes olvidados en esta situación. La Federación de Enseñanza de USO-Madrid (FEUSO Madrid) ha elaborado esta guía con las principales preguntas y respuestas ante esta inquietud.

¿Quién paga el material de protección y en qué consiste este material?

El material de protección lo debe proporcionar la empresa y debe adaptarse al riesgo que entrañe
cada puesto de trabajo, según establece el artículo 14 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo. A estos efectos, en el marco de sus responsabilidades, el empresario realizará la prevención de los riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva en la empresa y la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, con las especialidades que se recogen en los artículos siguientes en materia de plan de prevención de riesgos laborales, evaluación de riesgos, información, consulta y participación y formación de los trabajadores, actuación en casos de emergencia y de riesgo grave e inminente, vigilancia de la salud, y mediante la constitución de una organización y de los medios necesarios en los términos establecidos en el capítulo IV de esta ley. El coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer en modo alguno sobre los trabajadores.

¿Quién o quiénes son los encargados de evaluar qué medidas de protección necesita cada puesto de trabajo?

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Centro y el grupo de coordinación y seguimiento que según la ley debe nombrarse en cada centro. El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid establece que dentro de las medidas de coordinación efectiva:

  • Se constituirá un grupo de coordinación y seguimiento de la evolución de la pandemia formado por representantes de la Consejería de Sanidad y de la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid.
  • Todos los centros educativos designarán un coordinador para los aspectos relacionados con
    COVID-19 que debe estar familiarizado con todos los documentos relacionados con centros educativos y COVID-19 vigentes. Esta persona actuará como interlocutor con los servicios sanitarios a requerimiento de la Dirección General de Salud Pública o por propia iniciativa cuando deba consultar algún asunto y deberá conocer los mecanismos de comunicación eficaz que se hayan establecido con los responsables sanitarios de la Dirección General de Salud Pública.

¿Cuáles son los trabajadores especialmente sensibles para el covid?

Son trabajadores especialmente sensibles al COVID- 19 según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para COVID-19, los que presentan patologías:

  • Cardiovasculares
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Inmunodeficiencias
  • Procesos oncológicos en tratamiento activo
  • Mujeres embarazadas
  • Mayores de 60 años.

Pero tener estas patologías no implica que te tengan que dar la baja automáticamente. Es necesario valorar si dichas patologías están controladas o descompensadas. Si se tienen dos
o más concurrencias de patologías: comorbilidades. Y por supuesto, valorar el nivel de
exposición al riesgo.

Si eres trabajador especialmente sensible, tienes que hablar con el Director de tu empresa y que
a través del servicio de prevención de riesgos laborales, evalúen tu puesto de trabajo y el riesgo que eso supone según tus patologías. Este servicio emitirá un informe sugiriendo la adaptación o reubicación de tu puesto de trabajo. Si no es posible el servicio de prevención de riesgos laborales, elaborará un informe para que lo lleves a tu médico de atención primaria y tramite el parte de baja.

 

¿Qué pasa si mi hijo enferma de covid?

Si tu hijo está afectado por el COVID, el progenitor tiene derecho a una baja laboral con sueldo al estar en contacto estrecho con un enfermo de COVID; esta baja la da el médico de cabecera.

Si tu hijo tiene que guardar cuarentena, sin estar enfermo, el progenitor se puedes Acoger al plan MECUIDA vigente hasta el 21 de septiembre ( se espera que se prorrogue) y el trabajador tendrá derecho a una adaptación de su jornada de trabajo, horarios o a solicitar una reducción de
jornada hasta el 100%, con la bajada salarial correspondiente.

 

¿Qué pasa con el número de alumnos por aula?

Los ministerios de Sanidad y Educación permiten a las CCAA ampliar a 25 alumnos los grupos que forman una burbuja (se refieren a los grupos de clase u otros grupos que se formen).

En concreto, en el escenario II las medidas específicas para la organización de los grupos de
alumnos de segundo ciclo de Educación Infantil y Educación Primaria establecen dos criterios
alternativos: la distancia interpersonal de 1,5 metros o bien, la creación de grupos de
convivencia estable de 20 alumnos, en los que no será necesario mantener la distancia
interpersonal.

 

¿Qué hacer con los alumnos que presentan dentro del colegio algún síntoma? Cómo proceder

El centro debe poner en conocimiento de los trabajadores un protocolo, basado en la legislación al respecto.

Ante la aparición de casos en el centro educativo, las medidas de prevención y control se llevarán a cabo por parte de la Dirección General de Salud Pública de acuerdo con el documento técnico elaborado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta: “Guía de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos”, que tiene como ejes de actuación los siguientes:

  • Evitar la asistencia al centro de personas sintomáticas.
  • Aislamiento precoz y referencia al sistema sanitario de personas con síntomas.
  • Mantenimiento de la actividad extremando precauciones hasta confirmar odescartar la infección en la persona sintomática.
  • Cuarentena de los contactos estrechos en los términos que decida la Dirección General de Salud Pública de acuerdo con la “Estrategia de detección precoz,vigilancia y control de COVID-19”.

El centro educativo informará, explícitamente y con confirmación de recepción de la información, a las familias y tutores legales, o, en su caso, a los alumnos mayores de edad, de que el alumnado con cualquier sintomatología aguda no puede acceder al centro educativo. Los centros educativos pueden establecer mecanismos para la identificación de síntomas de los alumnos a los alumnos en la entrada del mismo.

Se tomará la temperatura corporal a todo el alumnado y el personal de forma previa al inicio de la jornada. Cada centro docente dispondrá la forma de llevar a cabo la toma de temperatura, evitando en todo caso aglomeraciones y asegurando el mantenimiento de la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.

No acudirán al centro educativo aquellas personas que tengan síntomas compatibles con COVID-19, ya sean parte del alumnado, profesorado u otro personal, así como aquellas que se encuentren en aislamiento por diagnóstico de COVID-19 o en período de cuarentena por contacto estrecho con un caso de COVID-19.

Los trabajadores vulnerables al COVID-19 mantendrán las medidas de protección de forma rigurosa, de acuerdo con la evaluación realizada por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y su informe sobre las medidas de prevención, adaptación y protección necesarias, siguiendo lo establecido en el Procedimiento de actuación para los servicios de prevención
de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2.

Se informará y formará al personal de los centros docentes sobre los riesgos de contagio y propagación de la COVID-19, con especial atención a las vías de transmisión y las medidas de prevención y protección adoptadas en el centro.

La realización de actividades y modalidades formativas en centros no educativos atenderá a los criterios de prevención y control establecidos para el sector correspondiente.

Recomendaciones a los centros educativos.

  1. Se priorizará en la medida de lo posible la utilización de espacios al aire libre.
  2. Se promoverá la comunicación frecuente con las familias mediante teléfono, correo electrónico, mensajes o correo ordinario, facilitando las gestiones administrativas de forma telemática.
  3. Se recomendará a la comunidad educativa el uso, en la medida de lo posible, del transporte activo (bicicleta, a pie, etc.) en los recorridos a los centros docentes.
  4. Se llevarán a cabo las acciones necesarias para prevenir cualquier discriminación en relación con la COVID-19».

 

¿Es obligatorio hacerse los test de covid que hace la comunidad o la empresa?

No. Las pruebas son voluntarias. La legislación establece que el empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo. Esta vigilancia sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento.

De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

En todo caso se deberá optar por la realización de aquellos reconocimientos o pruebas que causen las menores molestias al trabajador y que sean proporcionales al riesgo.

¿Es seguro el aire acondicionado ante el coronavirus?

¿Es seguro el aire acondicionado ante el coronavirus?

El coronavirus no se genera o reproduce dentro de los aparatos de aire acondicionado, según los expertos. A pesar de ello, es recomendable utilizar los sistemas de climatización con ciertas precauciones y combinarlo con la ventilación natural para minimizar cualquier riesgo de contagio y prevenir la expansión del covid-19.

El Gobierno ha publicado una guía con una serie de recomendaciones en el que se prioriza la seguridad de los usuarios ante el contagio sobre el bienestar térmico y la eficiencia energética.

1. Caudal mínimo de aire exterior

El documento publicado pone especial énfasis en la renovación de aire, considerándolo el parámetro más importante. En la medida de lo posible se recomienda un mínimo de 12,5 litros por segundo (l/s) y ocupante, que es el valor que el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) atribuye a un aire de buena calidad. Para garantizar este valor mínimo, hay dos opciones: se puede aumentar la ventilación o reducir la ocupación de los espacios.

2. Verificación de caudales

Es recomendable verificar que los equipos encargados de la renovación de aire trabajen, al menos, en sus condiciones nominales de diseño y que las posibles pérdidas de carga, especialmente internas al sistema sean mínimas (filtros con colmatación, etc.).

3. Modificar el control para aumentar la ventilación

Si el sistema dispone de controles específicos de calidad de aire, se aconseja desconectarlos, dando prioridad al caudal del sistema (por horario). En horario laboral se recomienda trabajar con el caudal máximo que permita el sistema desde dos horas antes de la apertura y hasta dos horas después del cierre. En las horas restantes de la semana, incluido fines de semana, es preferible que el sistema funcione a bajo caudal, pero nunca a nivel inferior del 25% del caudal de aire nominal.

4. Reducir o eliminar la recirculación de aire en los equipos

Si se disponen unidades de tratamiento con recirculación de aire, se recomienda cerrar las compuertas de recirculación trabajando con aire exterior siempre que sea posible. Si se dispone de sección de “freecooling”, pasar directamente a modo 100% aire exterior.

5. Recuperación de calor

En los recuperadores rotativos es recomendable llevar a cabo una inspección antes de ponerlos en funcionamiento, para verificar el estado de la sección de recuperación en cuanto a fugas y by-pass de partículas desde el aire de extracción al de impulsión. En los recuperadores de placas, se recomienda verificar las posibles fugas antes de ponerse en operación.

6. Extracción de aseos en continuo

Si existe un sistema de extracción específico para la zona de aseos u otras zonas anexas a la oficina, (como, por ejemplo, vestuarios), la guía aconseja mantenerlos activos de forma permanente. Si existen en los aseos ventanas practicables, se recomienda no abrirlas, ya que ello podría establecer un flujo de aire inverso y sacar aire de los aseos al resto del edificio y facilitar la contaminación por vía fecal-oral.

7. Aumento de la ventilación natural

Cuando el edificio no disponga de sistemas de ventilación mecánica, el documento recomienda la apertura de ventanas accesibles, favoreciendo la ventilación cruzada. Asimismo, se aconseja realizar una ventilación regular con ventanas incluso en edificios con ventilación mecánica.

8. Temperaturas

Se recomienda no cambiar los puntos de consigna de calefacción ni refrigeración, ya que las condiciones de operación del edificio impuestas por el RITE (RD 1826/2009) no afectan de forma significativa a la desactivación del virus, y las condiciones que la permitirían, especialmente por condiciones térmicas por encima de 30ºC, no son compatibles con una actividad en el interior de los locales climatizados convencional.

9. Humedad relativa en los valores habituales

Se consideran adecuados los rangos reglamentarios sobre humedad relativa -entre el 30% y el 70%-, por lo que el documento publicado aconseja mantener los puntos de consigna previamente establecidos en el edificio.

10. Unidades con recirculación en instalaciones con ventilación exterior

Si en el edificio ya hay «fancoils«, «splits» inductores u otro tipo de unidades interiores de expansión directa, se recomienda que estos dispositivos funcionen de manera acompasada y solidaria con las unidades exteriores. La guía aconseja aumentar la filtración del aire recirculado si el equipo lo permite, y siempre y cuando se garantice el caudal de aire nominal del equipo.

11. Sistemas de filtración y purificación centralizados

Si el local u edificio presenta dificultades para obtener una ventilación satisfactoria, se recomienda la utilización de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA, ubicadas en los espacios a tratar. Es importante que mantengan un índice de movimientos hora significativo. La eficacia de estos equipos depende de su correcta selección y dimensionamiento, por lo que se debe realizar por un técnico competente.

De manera particular, la guía señala que no se pueden utilizar equipos basados en la generación de ozono en locales con presencia de personas y que la Organización Mundial de la Salud advierte contra la utilización de las lámparas UV-C para desinfectar las manos o cualquier otra superficie de la piel. Por tanto, no se recomienda su uso en ambientes en los que haya presencia de personas.

12. Mantenimiento preventivo antes de la reapertura

La guía considera las labores de mantenimiento tan importantes como las de operación del sistema. Aquellos edificios y locales que hayan cerrado o cesado su actividad, el documento recomienda realizar una revisión general de la instalación de climatización antes de la reapertura, limpiando rejillas, difusores, filtros y baterías. Y si la instalación es de ventilación, conviene realizar un proceso de purga del aire interior tanto del edificio como del sistema, para lo que bastaría con el arranque del sistema de ventilación para ofrecer un número de renovaciones del aire interior adecuado.

13. Revisiones

El documento no considera preceptivo realizar la limpieza de los conductos si se siguen las recomendaciones anteriores sobre el aumento del aporte de aire exterior, ausencia de recirculación y parada de recuperadores rotativos. De todas formas, esta recomendación no exime de la preceptiva revisión, una vez por temporada, de la red de conductos según los criterios de la norma UNE 100012

14. Limpieza de los conductos

Se aconseja reemplazar los filtros de aire de acuerdo con el programa de mantenimiento ya establecido en cada edificio. Si el ventilador del equipo lo permite, es recomendable mejorar la eficacia del filtro, siempre y cuando se garantice el caudal de aire nominal del equipo.

15. Revisión y limpieza de las unidades de impulsión y retorno

Si bien es necesario realizar una revisión y limpieza de las unidades de impulsión y retorno de aire una vez por temporada, se considera conveniente reforzar el mantenimiento de los climatizadores especialmente en los siguientes puntos:

  • Verificación de la estanqueidad de las unidades y secciones que la componen, así como en juntas, puertas o registros.
  • Verificación de presiones y caudales nominales de la unidad (punto de trabajo).
  • Limpieza de equipo y componentes (baterías, superficie interior, etc.

16. Seguridad en las labores de mantenimiento

Las labores de mantenimiento se deben llevar a cabo de acuerdo con las medidas de seguridad establecidas en los protocolos de cada empresa y según las directrices del Ministerio de Sanidad. En concreto, el documento enfatiza la necesidad de actuar de forma segura en el caso de cambios de filtro. Las medidas de protección serán las habituales, incluyendo protección respiratoria obligatoria y guantes para todas ellas

17. Actuaciones ante un posible contagio

Ante un posible caso positivo de COVID-19 en el edificio o establecimiento, se recomienda que el espacio donde se haya alojado la persona sea ventilado durante, al menos, cuatro horas. La ventilación debe comenzar al menos dos horas antes de iniciar las labores de desinfección. Dentro del protocolo de limpieza y desinfección del espacio, se recomienda incluir las rejillas de impulsión y retorno de aire; la extracción, la limpieza y desinfección del filtro de la unidad interior si la hubiera (fancoil, split); y la limpieza y desinfección de la unidad interior, si existe, pulverizando una solución desinfectante.

No se ha hecho ningún test a los técnicos de ambulancias de Ferrovial en Madrid desde el inicio de la pandemia

No se ha hecho ningún test a los técnicos de ambulancias de Ferrovial en Madrid desde el inicio de la pandemia

USO-Madrid denuncia que Ferrovial no ha realizado ningún tipo de test o prueba de detección de coronavirus a los técnicos de ambulancias que están prestando servicio en la Comunidad de Madrid.

Los delegados de prevención de riesgos laborales aseguran que Ferrovial, la empresa que realiza el servicio de urgencias extrahospitalarias de la CAM, está eludiendo las múltiples peticiones por parte de los trabajadores para que se realicen los controles necesarios que permitan detectar a los técnicos de ambulancias que pudieran estar contagiados de forma asintomática.

“Ferrovial está poniendo en riesgo tanto a los enfermos que trasladamos a los centros hospitalarios como al resto de sanitarios. Realizar test a los trabajadores es la única manera de detectar a los posibles asintomáticos, pero la empresa nos va dando largas, los meses pasan y no nos hacen los test”, denuncia José Manuel de la Rubia, delegado de USO-Madrid.

La situación es potencialmente peligrosa teniendo en cuenta que los técnicos de ambulancias están expuestos al peligro de contagio biológico durante toda la jornada laboral: “Posiblemente somos los únicos sanitarios de la Comunidad de Madrid a los que no se ha hecho test”, afirma De la Rubia.

Los delegados de prevención de Ferrovial han pedido a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que interceda para conseguir las pruebas diagnósticas PCR o test rápidos para la detección de anticuerpos a través de cualquier hospital o centro de atención primaria. “También hemos pedido ayuda al SUMMA 112, para el cual desarrollamos nuestro trabajo, pero nos han ignorado y nos han abandonado a nuestra suerte hasta el punto de que muchos trabajadores han tenido que pagar sus propios test de forma privada”, lamenta De la Rubia.

Desde hace unos días vemos cómo se están produciendo brotes de coronavirus en diversos puntos de España, un riesgo incrementado con la apertura de nuestras fronteras: “Ahora más que nunca es imprescindible realizar un correcto seguimiento y control de los trabajadores más expuestos al virus para evitar que volvamos a la situación que vivimos hace cuatro meses”, afirma De la Rubia.

La alerta de calor y el uso obligatorio de la mascarilla agravan el riesgo de estrés térmico en el trabajo

La alerta de calor y el uso obligatorio de la mascarilla agravan el riesgo de estrés térmico en el trabajo

Madrid se encuentra en riesgo amarillo por altas temperaturas. En esta ola de calor, el uso obligado de la mascarilla aumenta el riesgo de sufrir un golpe de calor o estrés térmico. Algunas profesiones que se desarrollan en exteriores o en ambientes especialmente sobrecalentados deben tener en cuenta las recomendaciones de Salud Laboral para evitar mareos, calambres o pérdida de conocimiento, entre otros síntomas.

El uso obligado de la mascarilla, necesario para evitar posibles contagios de coronavirus, tiene un segundo efecto secundario y es que provoca un exceso de sudoración y, por lo tanto, una mayor deshidratación. Para aquellos que utilizan gafas, la mascarilla también provoca un molesto vaho que acaba empañando los cristales. Esto puede entorpecer los movimientos y causar además otro tipo de accidentes diferentes a los que provoca el calor.

 

El golpe de calor

La sobrecarga térmica refleja las consecuencias que padece una persona cuando se adapta a condiciones de estrés térmico. Este se da cuando el cuerpo humano no goza de un adecuado ajuste fisiológico, sino que hace un esfuerzo extra para adaptar su temperatura. Los parámetros que permiten controlar y determinar la sobrecarga térmica son:

  • temperatura corporal.
  • frecuencia cardíaca.
  • tasa de sudoración.

El efecto más grave de esta descompensación es el golpe de calor, que pueden ocasionar pérdidas de conocimiento, mareos, vértigos, trastornos circulatorios o problemas cardíacos.

La sobrecarga térmica depende de factores propios de cada persona. Sus reacciones pueden ser diferentes incluso con el paso del tiempo.

 

Factores a tener en cuenta a la hora de prevenir un golpe de calor en el trabajo

Los factores o características personales determinan la capacidad fisiológica de respuesta al calor. Entre estos factores personales de riesgo, que reducen la tolerancia individual al estrés térmico, se encuentran:

  • La edad. Las personas de mayor edad son más susceptibles a padecer problemas de control de la circulación periférica o menor capacidad de mantener la hidratación. En consecuencia, son más vulnerables al estrés térmico.
  • La obesidad. Debido al incremento del aislamiento térmico que sufre el cuerpo, pueden darse deficiencias del sistema cardiovascular y la baja condición física.
  • La hidratación. El problema es que mantener la hidratación adecuada no es fácil, debido, entre otros factores, a que la sensación de sed no es siempre proporcional a la pérdida de agua. La rehidratación bebiendo agua es efectiva y rápida.
  • El consumo de medicamentos o bebidas alcohólicas. Algunos sedantes afectan a la sensación de sed. Otros fármacos intervienen en la termorregulación, incrementan el calor metabólico y reducen la distribución del calor, condicionando la circulación periférica. El alcohol produce vasodilatación periférica y diuresis, que afectan a la respuesta del cuerpo al estrés térmico y aumentan la probabilidad de una bajada de tensión durante la exposición.
  • La aclimatación es un proceso gradual que puede durar de 7 a 14 días. En ellos, el cuerpo va adaptándose para realizar una determinada actividad física en condiciones de calor. Se recomienda que, el primer día de trabajo, la exposición al calor se reduzca a la mitad de la jornada. Después, día a día, debería aumentarse progresivamente el tiempo de trabajo (10%) hasta la jornada completa.

 

Algunos efectos del incremento del estrés térmico por sobreexposición al calor

Entre los posibles efectos de la exposición al calor, debe tenerse en cuenta que el incremento del nivel de estrés térmico es un factor que, junto con otros, puede dar lugar a accidentes. Por ejemplo, atrapamientos, golpes, o caídas al mismo o distinto nivel derivadas de mareos o desvanecimientos. De esta forma, podemos encontrarnos:

  • Síncope por calor: la permanencia de pie o inmóvil durante mucho tiempo en un ambiente caluroso con cambio rápido de postura puede producir una bajada de tensión con disminución de caudal sanguíneo que llega al cerebro.
  • Deshidratación y pérdida de electrolitos: la exposición prolongada al calor implica una pérdida de agua y electrolitos a través de la sudoración. La sed no es un buen indicador de la deshidratación. Un fallo en la rehidratación del cuerpo y en los niveles de electrolitos se traduce en problemas gastrointestinales y calambres musculares.
  • Agotamiento por calor: se produce cuando existe una gran deshidratación. Los síntomas incluyen la pérdida de capacidad de trabajo, disminución de las habilidades psicomotoras, náuseas y fatiga.
  • Golpe de calor: se desarrolla cuando la termorregulación ha sido superada y el cuerpo ha utilizado la mayoría de sus defensas para combatir la hipertermia (aumento de la temperatura interna por encima de la habitual). Se caracteriza por un incremento elevado de la temperatura interna por encima de 40,5 °C, y la piel caliente y seca, debido a que no se produce sudoración.

 

Cómo protegerse frente al calor y un posible estrés térmico en el trabajo

Para proporcionar la protección adecuada frente al estrés térmico, además de la implantación de los controles generales, se requieren procedimientos de trabajo específicos. En todos los casos, el objetivo principal de la gestión del estrés térmico es prevenir el golpe de calor. Por tanto, recomendamos que propongáis en vuestros centros de trabajo las siguientes medidas:

  • Incrementar la circulación general de aire, reducir los procesos que liberan calor y vapor de agua, y apantallar las fuentes de calor radiante.
  • Evitar el trabajo aislado, con el fin de facilitar una supervisión mutua en caso de aparición de algún problema.
  • La ventilación natural es un medio lento pero eficaz para incrementar la transferencia de calor desde la piel al exterior. El aumento de la velocidad del aire incrementa la pérdida de calor, aunque se trate de aire del local, al facilitar la evaporación del sudor.
  • El calor radiante puede reducirse mediante la interposición de barreras materiales que reduzcan la radiación térmica. Si no es posible aislar las fuentes de calor mediante pantallas y dicha radiación térmica es muy intensa, deberá utilizarse ropa que proteja la piel. Por el contrario, al cubrir la piel también se reduce la refrigeración de la piel por convección o evaporación del sudor.
  • La mayor dificultad suele darse si la temperatura del aire es superior a la temperatura de la piel, 35-36°C. En esa situación, el cuerpo está ganando calor y la evaporación del agua en la superficie de la piel es la única vía de pérdida de calor. En estos casos, juega un papel crucial la permeabilidad de los tejidos y la capacidad de circulación de aire a través de la ropa. A pesar de que la refrigeración del lugar de trabajo se considere una medida poco viable, existen casos en los puede resultar muy efectivo, por lo que es interesante estudiar cada uno.
  • La aplicación de medidas organizativas que permitan establecer tiempos de exposición aceptables para los trabajadores, tiempos de recuperación suficientes y limitación de la carga física, tasa metabólica. Estas medidas constituyen una vía de limitación de la exposición y de gestión del riesgo a través de la implantación de procedimientos de trabajo y gestión del personal.
  • La posibilidad de utilizar mecanismos de refrigeración personal, conjuntamente con ropa de protección, puede llegar a ser una alternativa. Existen chalecos refrigerados o trajes con mecanismos de refrigeración incorporados que impiden el incremento de la temperatura del cuerpo.

 

El impacto de la ola de calor en el trabajo al aire libre

Las personas que trabajan al aire libre suelen tener una alta necesidad de hidratarse debido a que, en general, su actividad física es mayor. Sin embargo, en las oficinas existen otros factores que pueden condicionar la demanda de líquidos. Como, por ejemplo, la sequedad del ambiente producida por los sistemas de climatización, que exponen a las vías respiratorias, piel y mucosas a una pérdida excesiva de humedad.

En USO, creemos que es fundamental que se vigilen los síntomas de la sobrecarga térmica, suyos y de las personas que trabajen a su alrededor, para identificarla y, de esta forma, evitar accidentes graves o incluso fallecimientos en el puesto de trabajo:

  • Para personas con un sistema cardíaco normal, debe interrumpirse durante varios minutos la exposición cuando el pulso cardíaco supera 180 pulsaciones por minuto, restada la edad en años de la persona.
  • Si la temperatura corporal interna supera los 38°C, en el caso de personal no aclimatado.
  • Si tras un gran esfuerzo, el pulso de recuperación, 1 minuto después del esfuerzo máximo, es mayor de 110 pulsaciones por minuto.
  • En el caso de que existan síntomas como fuerte fatiga repentina, náuseas, vértigo o mareos.
  • Si un trabajador en exposición al calor aparece desorientado o confuso, o sufre una irritabilidad inexplicable, malestar general, síntomas gripales, debe ser retirado a una zona refrigerada con circulación rápida de aire y permanecer en observación por personal cualificado.
  • Si la sudoración se interrumpe y la piel se vuelve caliente y seca, se le debe proporcionar atención médica inmediata, seguida de la hospitalización.
¿Qué se puede hacer en Madrid en la fase 2?

¿Qué se puede hacer en Madrid en la fase 2?

La Comunidad de Madrid no tendrá fase 3 de la desescalada y pasará directamente a la “nueva normalidad” a partir del 21 de junio con el desconfinamiento y el fin del estado de alarma. Según el vicepresidente Ignacio Aguado, tampoco está previsto que se soliciten nuevas medidas de flexibilización. Por lo tanto, salvo nuevos cambios, esto es lo que los madrileños pueden hacer en la fase 2 que durará hasta el 21 de junio.

 

General

  • Se permite salir del municipio, pero no de nuestra Comunidad Autónoma.
  • Se eliminan las franjas horarias, salvo en el caso de las actividades deportivas.
  • El número de personas que pueden reunirse se eleva a 15.
  • Las reuniones de personas podrán tener lugar en domicilios, bares, restaurantes y zonas abiertas.
  • Se permiten visita a familiares en residencias.
  • Se abren los centros educativos y de formación extraescolares.
  • Se permiten visitas a monumentos.
  • Se abren las Bibliotecas Públicas.
  • Se abren las piscinas.
  • Se abren las instalaciones deportivas cubiertas.
  • El aforo máximo en los lugares de culto pasa a ser del 50%.
  • Se permiten celebraciones con un número máximo de 100 invitados en espacios abiertos y 50 invitados en espacios cerrados. Los invitados no pueden realizar desplazamientos interprovinciales.
  • A los velatorios, entierros o cremaciones pueden acudir un máximo de 25 personas en lugares abiertos y de 15 en lugares cerrados.

 

Comercio

  • Reapertura de todos los locales y establecimientos, debiéndose respetar la distancia de seguridad entre clientes.
  • Reapertura de los centros comerciales:
    • Un 40% del aforo total del centro.
    • Garantizar distancia mínima de 2 metros entre clientes.
    • Las zonas comunes se utilizarán, únicamente, para transitar.
    • Está prohibido utilizar los bancos y las zonas recreativas infantiles.
  • Reapertura de mercadillos.

 

Educación

  • Reapertura de centros educativos
    • Educación Primaria
      Retorno a las aulas de aquellos alumnos de Primaria con especial dificultad en los estudios a distancia, justificadas por carencia de medios tecnológicos o por necesidades especiales del aprendizaje derivados del COVID-19.
      Se desarrollan tutorías y clases voluntarias en grupos reducidos, previa cita de los alumnos o sus familias.
    • Educación Secundaria
      Los alumnos de 2º de Bachillerato se reincorporarán a las aulas a partir del día 16 de junio. El retorno a las aulas es voluntario. Se impartirán clases de refuerzo de cara a la realización de la EBAU los días 6, 7, 8 y 9 de julio.
      Se organizarán clases de refuerzo para el resto de Educación Secundaria, tras realizar los exámenes finales ordinarios, si, en función de las necesidades, así se determinase por parte de cada centro educativo.
    • Educación infantil
      Las escuelas infantiles permanecerán cerradas hasta la Fase III.
  • Reapertura de centros de formación extraescolar, incluidas academias y autoescuelas.

 

Deporte

  • Las actividades deportivas no se pueden realizar en los horarios reservados a personas mayores o personas vulnerables.
    Los horarios en los que no se podrá hacer deporte son de 10:00 h a 12:00 h y de 19:00 h a 20:00 h.
  • Reapertura de las instalaciones deportivas cubiertas:
    • El aforo máximo será del 30%.
    • Se deberá acudir con cita previa.
    • Se entrenará de forma individual o en parejas si el deporte no exige contacto.
    • Se permite el uso de los vestuarios.
  • Reapertura de piscinas.
    • El uso de las piscinas se realizará con cita previa.
    • El aforo máximo será del 30%.
    • La limpieza de las instalaciones se realiza un mínimo de tres veces al día.
    • No se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios.
    • Se organizarán turnos horarios, fuera de los cuales se deberá abandonar la instalación.
  • Los deportistas profesionales podrán entrenar en grupos no superiores a 14 personas.

 

Cultura

  • Reapertura de los museos para un tercio de su aforo.
  • Se permiten visitas a monumentos, aún con restricciones, razón por la que en algunos recintos se establecerán recorridos obligatorios.​
  • Reapertura de las Bibliotecas Públicas con un horario de 9 a 13 h y de 16 a 18 h. Se deberá concertar una cita previa que puedes solicitar en el siguiente enlace.
  • Reapertura de cines, teatros y auditorios.
    • El aforo máximo será de un tercio de su aforo, salvo en el caso de los lugares cerrados.
    • Si son establecimientos cerrados, el aforo máximo será de 50 personas.
    • Se preasignarán butacas.

 

Turismo

  • Realizar actividades de turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 20 personas.
  • Se abren los parques naturales con un aforo de hasta el 20%.
  • Se abren los teleféricos con un aforo del 50%.

 

Justicia

  • Reapertura del Registro de Uniones de Hecho. Consulta aquí toda la información.

 

Restauración y hoteles

  • Se podrá consumir dentro de los locales de los bares y restaurantes, pero respetando un aforo máximo del 40%.
  • El cambio de fase permite reabrir las zonas comunes de los hoteles.
    • El aforo máximo será de un tercio del aforo total del hotel.
    • En las áreas de hostelería del propio hotel el aforo máximo será el 40%.
    • El hotel determinará las normas de uso de piscinas y spas.
  • Se podrán realizar celebraciones respetando, igualmente, el aforo máximo del 40%.

 

Residencias, centros de día y ayuda a domicilio

Residencias

  • Restablecimiento de las visitas de familiares semanales:
    • Se puede visitar a aquellos residentes que tengan PCR negativo de Covid-19.
    • Estas visitas se realizan mediante cita previa.
    • Se permite la visita de un familiar por residente.
    • El familiar que realice la visita tendrá que cumplir con las instrucciones comunicadas por el centro.
  • Plan de desinfección integral semanal de los centros residenciales.
  • Reactivación de actividades fisioterapéuticas y ocupacionales para los residentes que más lo necesiten por deterioro físico o cognitivo y según prescripción médica.
  • Reactivación del uso de los comedores, garantizando la distancia interpersonal.
  • Restablecimiento de actividades conjuntas dentro de los centros residenciales, preferiblemente en espacios al aire libre y por turnos que serán determinados por prescripción médica.

Centros de Día

  • Restablecimiento del servicio para los usuarios de mayor vulnerabilidad con limitación del aforo del centro de un máximo del 50% de las plazas autorizadas.
  • Organización del transporte que realiza la ruta para que no se trasladen a más de 4 usuarios en cada viaje.
  • Reactivación del uso de los comedores.

Servicio de Ayuda a Domicilio

  • Se ampliarán el SAD para aquellas personas en situación de dependencia grado 1 que no presten síntomas compatibles con el COVID-19.