Consejos para los trabajadores que están sufriendo la borrasca ‘Gloria’

Consejos para los trabajadores que están sufriendo la borrasca ‘Gloria’

La borrasca ‘Gloria’ ha obligado a activar el nivel 0 del Plan de Inclemencias Invernales en la Comunidad de Madrid, un nivel de preemergencia, ante el nivel de aviso amarillo por nieve y viento en la sierra. La nieve obligó a circular este lunes por la tarde con cadenas en Navacerrada y Cotos. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), podrían producirse acumulaciones de nieve de hasta 5 centímetros en cotas superiores a 1000-1200 metros que pueden durar hasta las 00.00 horas de este miércoles, así como rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora hasta las 21.00 de este martes.

En esta situación, al trabajador le surge la duda sobre si debe acudir o no a su puesto de trabajo cuando se dan estas condiciones climatológicas adversas. Cuando la nieve cierra puertos y aísla pueblos, la imposibilidad parece más clara y demostrable, sin embargo, es igual de razonable y amparado por la ley el no poner en riesgo la vida para acudir al trabajo cuando se dan lluvias torrenciales.

Este supuesto no aparece recogido en nuestro ordenamiento jurídico, pero con todas las autoridades recomendando que no se debe circular en coche salvo extrema necesidad, en situación de alerta roja y con muchas carreteras cortadas o inundadas, bastaría con acreditar caso a caso la imposibilidad de acudir al puesto de trabajo o que el trayecto entraña un riesgo alto. Existe jurisprudencia dictada en este ámbito: en 2009, el Tribunal Supremo rechazó sancionar a una profesora que no acudió a su centro escolar por el mal estado de las carreteras debido a una gran nevada.

El hecho de que la ausencia sea o no justificada es relevante para que no compute a efectos de un despido disciplinario o cualquier otra sanción. Es decir, si al sumarse con otras faltas, la empresa decide actuar contra el trabajador, este podría defender ante los tribunales que las que tuvieron que ver con los días de lluvia no deben ser tenidas en consideración.

Si pese a eso la empresa exige que el trabajador acredite que se trata de una falta por causa mayor, este puede solicitar un justificante a la administración pública que corresponda, ya sea el Ayuntamiento del municipio en el que se hayan cerrado vías o a la comunidad autónoma que gestione los servicios de carreteras. En este mismo sentido, la justificación de la ausencia no implica por sí que la misma deba ser retribuida, y la inexistencia de prestación de servicios supone que por ese tiempo no trabajado no se devenga el salario correspondiente.

El artículo 47.3 ET prevé la posibilidad de suspender los contratos de trabajo por causa de fuerza mayor, que deberá ser constatada por la autoridad laboral, cualquiera que sea el número de los trabajadores afectados. Si la situación se va a dilatar en el tiempo, la parte empresarial tiene esta solución legal.

El procedimiento de suspensión se inicia mediante solicitud de la empresa, acompañada de los medios de prueba que estime necesarios, y simultánea comunicación a los representantes legales de los trabajadores. La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud y deberá limitarse, en su caso, a constatar la existencia de la fuerza mayor alegada por la empresa, correspondiendo a ésta la decisión sobre la suspensión de los contratos, que surtirá efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.

Desde USO, queremos recordar que, en estos casos, lo mejor es utilizar la lógica y la prudencia, no sentirse coaccionados por ir a trabajar en situaciones completamente adversas y a hacer caso a las indicaciones de las autoridades para evitar mayores desgracias. De igual forma, se deben extremar las precauciones en caso de nevadas copiosas debido a las placas de hielo que se forman debajo, ya que producen la mayoría de los accidentes por resbalón o falta de adherencia.

Las medidas preventivas que nos recuerdan desde el Gabinete de Salud Laboral están relacionadas con el riesgo laboral de estrés térmico:

  • Reducción en la pérdida de calor: Abarca el uso de ropa de protección, protección de lugar de trabajo, aislamiento de las superficies en contacto con partes del cuerpo humano y control del tiempo de exposición.
  • Incremento de la producción interna de calor debido al trabajo muscular: es una medida complementaria y que debe ajustarse a los requerimientos del trabajo y a la capacidad individual.
  • Suministro de calor externo: un requerimiento imprescindible para los trabajos en situación de frío es el establecimiento de pausas para calentarse en una zona habilitada.
  • Mejora de los aspectos ergonómicos de los trabajos con frío, reduciendo o eliminando el efecto molesto del equipo de protección y el esfuerzo asociado.

USO apoya de forma masiva a Elo, despedida por tener fibromialgia

El escandaloso caso de nuestra compañera Elo, despedida de la empresa Eurest por padecer fibromialgia con la falsa excusa de la “amortización de un puesto de trabajo”, ha indignado profundamente a todos los compañeros de USO, que se han volcado a través de las redes sociales para denunciar esta injusticia y gritar bien alto que “Elo no está sola”.

Un gran número de delegados y todos los compañeros de USO-Madrid se han sumado a la denuncia. Los compañeros de USO Confederal, la unión territorial de Castilla-La Mancha, Málaga, Cádiz o La Rioja (entre otras), así como los de las distintas federaciones territoriales, también han trasladado a Elo sus mensajes de apoyo.

Si quieres participar, publica en Facebook, Twitter o Instagram tu fotografía con el cartel de Elo. No te olvides de añadir el hashtag #EloNoEstaSola. Si no eres usuario de redes sociales, puedes enviarnos tu fotografía a prensa@uso-madrid.es.

 

#EloNoEstaSola

Elo perdió su empleo un año y medio después de que le diagnosticaran fibromialgia. Eurest, una empresa dedicada a los servicios de cátering, no la quiere en sus filas porque está enferma. Y aunque Elo puede trabajar perfectamente en un puesto de trabajo adaptado, sus jefes han decidido que es mejor echarla a la calle después de 16 años de dedicación intachable. Desde la empresa alegan que se trata de una “amortización de un puesto de trabajo”, pero lo cierto es que no quieren trabajadores enfermos.

No contentos con eso, desde Eurest preguntaron a Elo si pensaba recurrir su despido. Cuando ella respondió afirmativamente, la persona que la acababa de despedir le preguntó: “¿Verdad que tu marido trabaja aquí?”.

Elo siguió adelante y recurrió a USO-Madrid para iniciar el proceso judicial. Este próximo jueves 19 de diciembre, se celebrará su SMAC, el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación que ofrece la Comunidad de Madrid para la resolución de conflictos laborales. Y allí estaremos, para que todas esas empresas que tratan a sus empleados como si fuesen piezas de recambio que se pueden tirar a la basura nos oigan gritar bien alto que ELO NO ESTÁ SOLA.

 

MÁS INFORMACIÓN

Elo no está sola: Eurest se deshace de una trabajadora con fibromialgia

Elo no está sola: Eurest se deshace de una trabajadora con fibromialgia

Elo no está sola

Elo perdió su empleo un año y medio después de que le diagnosticaran fibromialgia. Eurest, una empresa dedicada a los servicios de cátering, no la quiere en sus filas porque está enferma. Y aunque Elo puede trabajar perfectamente en un puesto de trabajo adaptado, sus jefes han decidido que es mejor echarla a la calle después de 16 años de dedicación intachable. Porque Elo era útil cuando hacía horas extras sin cobrar o cuando los horarios infernales la impedían pasar tiempo con sus dos hijos. Pero ahora que la situación se ha vuelto extremadamente complicada, Eurest se lava las manos porque Elo ya no sirve. Ella dice que se siente como un galgo: “¿Sabes de esos cazadores que pegan un tiro al perro cuando ya no vale? Pues eso soy yo para Eurest. Ya no puedo correr como antes”.

La realidad es incluso más indigna, porque la empresa, incapaz de admitir lo obvio, asegura que el despido se debe a “una amortización de un puesto de trabajo”. Mentira. Ese puesto sigue existiendo. Eurest no quiere trabajadores enfermos y punto. En eso se resumen los estándares morales de una compañía que asegura en su página web que “hace negocios de manera justa: tratando a todos los clientes y subcontratados con honestidad integridad y respeto”. Todo ese código ético es papel mojado, basura publicitaria para vender sus servicios a los clientes que lo que más valoran en realidad es el excelente servicio que día tras día ofrecen empleados como Elo.

Eurest es una marca de la multinacional Compass Group y, según sus propios datos, facturan 365 millones de euros al año, cuentan con 13.000 empleados y ofrecen 75 millones de comidas al año a sus más de 1.900 clientes, entre los que se encuentran firmas destacadas como Talgo, Axa, Avon, Globomedia, Acciona, Naturgy, Carrefour, CaixaFórum, Anaya, ING, Google, Iberdrola, Iberia, Mutua Madrileña, KPMG y numerosas universidades y colegios.

Pero volvamos a la historia de Elo. Todo sucedió el mismo día que ella se incorporaba al trabajo tras una baja. Apenas dos horas después del inicio de su jornada, la empresa la llevó a una sala y allí, sin previo aviso, le comunicaron su despido. Además, le preguntaron sin pensaba denunciarlo, porque Elo es delegada de USO. Aquel momento fue muy duro. Su mente se aferraba a una única idea: “No puede ser un despido objetivo. Es por mi enfermedad. Es porque soy delegada de USO”. Y Elo contestó que por supuesto que iba a recurrir su despido. Entonces, las cosas se pusieron feas de verdad.

No contentos con el daño causado, la persona que la acababa de despedir esperó a que Elo se quedase sola en la sala y le preguntó de forma sibilina: “¿Verdad que tu marido trabaja aquí?”. Elo asegura que se quedó paralizada. Apenas podía respirar y ni siquiera fue capaz de contestar: “Nunca pensé que llegarían a poner en riesgo el empleo de mi marido y, por tanto, mi estabilidad familiar”. La lucha de Elo podría acabar con ambos en el paro, pero ¿qué hacer? ¿Retroceder ante las amenazas? ¿Vivir el resto de su vida con el pesar de haber cedido al miedo?

Pues el caso es que Elo no está sola. Tiene el apoyo de su familia, de sus compañeros de trabajo, de sus colegas en la USO y de todos aquellos que también padecen fibromialgia y saben mejor que nadie que esta es una carrera de resistencia. Así que Elo, ha decidido seguir adelante con su lucha y este próximo jueves 19 de diciembre, se celebrará su SMAC, el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación que ofrece la Comunidad de Madrid para la resolución de conflictos laborales y evitar de esta manera que ambas partes lleguen a un proceso judicial.

Y allí estaremos, para que todas esas empresas que tratan a sus empleados como si fuesen piezas de recambio que se pueden tirar a la basura nos oigan gritar bien alto que ELO NO ESTÁ SOLA.

¿Quién paga la baja médica de las empleadas de hogar?

¿Quién paga la baja médica de las empleadas de hogar?

Las empleadas de hogar tienen derecho a estar de baja médica y, al igual que el resto de trabajadores, también tienen derecho a percibir una prestación económica durante el tiempo en el que se encuentren incapacitadas para trabajar. El salario que perciben durante la baja laboral depende del motivo que ha causado esa baja.

Contingencias comunes

Incluye aquellas enfermedades ajenas al puesto de trabajo o los accidentes no laborales. En estos casos:

  • Los tres primeros días no se cobra nada
  • Del cuarto al octavo día, lo paga la persona empleadora y se cobra el 60% de la Base Diaria de Cotización (BDC). Esta cifra se obtiene tras dividir entre 30 la base de cotización, que es el salario global mensual de un trabajador (en bruto, no lo que percibe neto en el ingreso de su sueldo), incluidas las horas extra, las pagas extra prorrateadas y las vacaciones retribuidas y no disfrutadas si las hubiera.
  • A partir del noveno día, lo paga la Seguridad Social y se cobra el 60% de la BDC.
  • A partir del 21º día, lo paga la Seguridad Social y se cobra el 75% de la BDC.
  • En caso de recaída por la misma enfermedad, si entre las dos bajas no pasan más de 6 meses, la segunda baja se cogerá desde el primer día.

 

Contingencias profesionales

Se trata de aquellas bajas provocadas por un accidente de trabajo.

  • El día del accidente se percibe el salario íntegro.
  • Desde el día siguiente al accidente se cobra el 75% de la BDC. Lo paga la Seguridad Social o la mutua (en el caso de que el empleador haya contratado una).

 

Guía para las empleadas de hogar

USO-Madrid pone a disposición de las empleadas de hogar una guía en la que se recogen los derechos laborales de este colectivo y en el que se dan respuesta de manera sencilla a esta y otras cuestiones como las retribuciones tras la modificación del Salario Mínimo Interprofesional, la contratación o el régimen de trabajadora interna. Esta guía, financiada por el Ministerio de Trabajo y el Fondo Social Europeo está a disposición de todo aquel que la solicite en nuestras oficinas situadas en la calle Vallehermoso, 78 – 4ª planta, 28015 (Madrid).

 

 

 

 

USO-Madrid se concentra este lunes para reclamar más protección para los trabajadores del SER

USO-Madrid se concentra este lunes para reclamar más protección para los trabajadores del SER

USO-Madrid se concentrará frente a las puertas de la Delegación del Gobierno en Madrid para reclamar más protección para los trabajadores del SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) y su reconocimiento como autoridad pública en el desempeño de sus funciones.

A raíz de la agresión múltiple sufrida el pasado miércoles por una trabajadora del SER en el distrito de Chamberí, cuando varios energúmenos la acorralaron y la golpearon en plena calle hasta dejarla prácticamente inconsciente en el suelo, USO-Madrid se suma a la concentración convocada por CCOO y UGT para denunciar esta y otras agresiones que sufren los trabajadores del sector.

La concentración tendrá lugar el lunes 28 de octubre, entre las 12 y las 13 horas en la Delegación del Gobierno en Madrid, situada en la calle Miguel Ángel, nº25.

En ese mismo acto, las organizaciones sindicales harán entrega de una carta dirigida a la titular de la Delegación, María Paz García Vera, solicitando protección para los trabajadores del Servicio de Estacionamiento Regulado y un reconocimiento de autoridad pública en el desempeño de sus funciones, igual que ostentan otros colectivos como médicos o profesores, que también se han considerado vulnerables.

 

USO-Madrid ofrece nuevos cursos de formación para delegados sindicales

USO-Madrid ofrece nuevos cursos de formación para delegados sindicales

La Secretaría de Formación y Salud Laboral de USO-Madrid presenta el nuevo programa de cursos destinados a los delegados sindicales para este último trimestre de 2019. Todos los interesados pueden apuntarse completando este formulario.

 

CURSO DE ACCIÓN SINDICAL

  • Fecha: 17 de octubre
  • Horario: de 10 a 14 horas
  • Lugar: sede de USO-Madrid en la C/ Vallehermoso, nº 78 – 5ª planta (Metro Canal)

 

CURSO DE SALUD LABORAL. RIESGOS PSICOSOCIALES

  • Fecha: 23 de octubre
  • Horario: de 9:30 a 14 horas
  • Lugar: sede de USO-Madrid en la C/ Vallehermoso, nº 78 – 5ª planta (Metro Canal)

 

CURSO DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA

  • Fecha: 7 de noviembre
  • Horario: de 10 a 14 horas
  • Lugar: sede de USO-Madrid en la C/ Vallehermoso, nº 78 – 5ª planta (Metro Canal)

 

CURSO DE HISTORIA DE LA USO Y CRS

  • Fecha: 12 de noviembre
  • Horario: de 10 a 14 horas
  • Lugar: sede de USO-Madrid en la C/ Vallehermoso, nº 78 – 5ª planta (Metro Canal)

 

CURSO DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

  • Obligatorio para delegados de prevención
  • Fecha: 21 y 28 de octubre / 4, 11, 18 y 25 de noviembre / 2 de diciembre
  • Horario: de 16 a 20 horas
  • Lugar: sede de USO-Madrid en la C/ Vallehermoso, nº 78 – 5ª planta (Metro Canal)

 

CURSO ELECCIONES SINDICALES

  • Fecha: 14 de noviembre
  • Horario: de 10 a 14 horas
  • Lugar: sede de USO-Madrid en la C/ Vallehermoso, nº 78 – 5ª planta (Metro Canal)

 

CURSO DE NÓMINAS Y SEGUROS SOCIALES

  • Este curso se va a organizar para las secciones que lo soliciten de forma individual. Si tu sección está interesada debes ponerte en contacto con nosotros en el correo raquel.bordoy@uso-madrid.es