USO-Madrid reclama medidas específicas para las empleadas de hogar durante el estado de alarma

USO-Madrid reclama medidas específicas para las empleadas de hogar durante el estado de alarma

USO-Madrid reclama medidas específicas para las empleadas de hogar y cuidados. También denunciamos que este colectivo ha quedado fuera del Real Decreto emitido por el Gobierno para afrontar las repercusiones económicas del coronavirus durante el estado de alarma.

Desde la Secretaría de Igualdad de USO-Madrid recuerdan que las trabajadoras del hogar y los cuidados han supuesto y suponen un apoyo fundamental cuando hablamos sobre todo del cuidado de personas mayores en nuestra comunidad. “A la actual situación de estado de alarma en la que vivimos tenemos que unir la situación de crisis de los cuidados que ya teníamos, y ello nos lleva a invisibilizar todavía más la problemática laboral y social de estas trabajadoras”, señala la técnica Marysol Ruberte.

Desde USO-Madrid queremos poner la mirada en las condiciones laborales en las que estás mujeres están realizando su trabajo, poniendo el acento en los siguientes puntos:

  • Al carácter de una ley propia de Prevención de Riesgos Laborales, estas trabajadoras dependen de que la familia empleadora le suministre todas las medidas de protección tanto para su propia seguridad y salud, como para la de la familia para la que trabaja.

 

  • Estas medidas implicarían la entrega de guantes y mascarillas. Pero en la situación actual es casi imposible disponer de dicho material, por lo que la mayoría de ellas están totalmente desprotegidas en este sentido. Dicha situación se agrava mas en el caso de las internas, ya que su espacio profesional y personal es compartido con los/as empleadores.

 

  • Pese a estar dadas de alta en la Seguridad Social, no cotizan para la prestación por desempleo y por lo tanto si son despedidas carecen de ingresos y ayudas, ya que en el Real Decreto emitido por el Gobierno para afrontar las repercusiones económicas de esta crisis ,no se ha incluido a este colectivo

 

  • Si la trabajadora deja su puesto de trabajo por temor real y efectivo a contagiarse por el virus, dicha baja no esta justificada y por lo tanto quedaría también desprotegida.

 

  • Otro caso distinto será que la trabajadora esté ya contagiada por coronavirus, o esté aislada por protocolo y por lo tanto este de cuarentena. En este supuesto y siguiendo las instrucciones de la Seguridad Social nos encontraremos ante una incapacidad temporal por enfermedad profesional. Este supuesto esta recogido en la ley especial que regula la relación laboral de estas trabajadoras y por lo tanto podrán acogerse a dicha figura.

 

  • Por último, tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de uno de los mayores nichos laborales, en los que la economía sumergida representa un  porcentaje muy alto. En este sentido son muchas las mujeres que trabajan sin contrato y que se encuentran en situación administrativa irregular. En estos casos la familia empleadora no suministra el justificante con la dirección de trabajo y, por lo tanto estas mujeres se exponen a tener que pagar una multa por no acreditar que van a su puesto de trabajo o renunciar al mismo y por lo tanto no disponer de ingresos.

 

Solo con estas pequeñas pinceladas ya podemos observar cómo estamos hablando de un colectivo que requiere de una protección especial por encontrarse en una situación de especial vulnerabilidad. Por ese motivo, insiste Ruberte, desde USO-Madrid reclamamos que se adopten medidas específicas para las empleadas del hogar y los cuidados.

Guía para las empleadas de hogar frente al coronavirus

Guía para las empleadas de hogar frente al coronavirus

La Asociación de Trabajadoras del Hogar (ATH-ELE) ha elaborado una guía con las preguntas más frecuentes sobre la crisis sanitaria del coronavirus.

Prestación de baja por coronavirus

Si una trabajadora doméstica no puede trabajar porque está enferma por el coronavirus o se encuentra en situación de aislamiento por indicación médica:

  • ¿Tiene derecho a la prestación especial por accidente de trabajo?

Sí tiene derecho, exactamente igual que todas las demás personas trabajadoras. La condición es que esté de alta en la Seguridad Social, da igual cuánto tiempo tenga de cotización previa.

  • ¿Cuánto le pagarán?

El 75% de la base de cotización durante toda la baja. Estando a tiempo completo, la prestación no puede ser inferior a 27,425€ al día. Para otras bases, consulta cotización a la Seguridad Social 2019-2020.

  • ¿Cómo se tramita?

Tendrá que conseguir el parte de baja de su médica de cabecera. Le deberá llamar por teléfono explicando su situación. Si la médica considera que está en uno de los casos previstos, le preparará el papel de baja y se lo entregará a la persona que vaya de su parte.

  • ¿Quién tiene que pagar la baja?

La parte empleadora no tiene que pagarla, son el INSS o si no la Mutua, en el caso de que la empleadora tenga concertado con ella el riesgo de accidente.

  • ¿Qué hay que hacer para cobrarla?

Hay que solicitar la prestación al INSS o a la Mutua. Este es el impreso de solicitud del INSS, el de todas las Mutuas es parecido, porque tiene la misma información. Si no se sabe rellenar, hay que pedir al organismo que ayude a hacerlo. Se presentan, además, el parte de baja y los de confirmación. Tanto INSS como Mutuas, también exigen aportar un certificado del empleador sobre las bases de cotización anteriores a la baja.

Finalmente:

  • La trabajadora deber conocer al menos su número de seguridad social, para facilitar su identificación al pedir la prestación.
  • También debe enterarse de si sus empleadores contrataron los accidentes con el INSS o con qué Mutua, para no dar vueltas innecesarias al solicitar la prestación.
  • Si el empleador no sabe o no quiere rellenar el certificado sobre bases, hay que presentar la solicitud de todas formas, indicando tal circunstancia. Además, muchos empleadores no saben las bases por las que están cotizando, y no os
    podréis enterar por internet porque la información de bases de cotización de hogar está cerrada al público desde el 24/2/2020.
  • Las trabajadoras a las que se les está cotizando por debajo del salario mínimo en relación a las horas trabajadas, cobrarán una prestación inferior a la que tendrían derecho.
  • Para poder cobrar la baja hace falta estar dada de alta en la Seguridad Social.
  • Las trabajadoras en situación administrativa irregular no tienen acceso a prestación, porque está planteada en el marco de la protección de la seguridad social.

Posibles problemas laborales por el coronavirus

  • ¿Me pueden despedir si estoy enferma?

Sí, como antes de la epidemia, en hogar, el despido al enfermar es muy frecuente. No tendrá prestación de desempleo; esto es igual para todos los casos de despido, sea por el motivo que sea, a no ser que cambien la ley.

  • Si mi familia está enferma y necesita cuidados, ¿puedo faltar al trabajo? ¿Es una ausencia pagada?

La situación está relativamente protegida. Se puede faltar con derecho a cobrar el salario durante dos días por enfermedad de un pariente cercano (el Estatuto de los Trabajadores dice que la enfermedad debe ser grave, pero dada la situación actual, eso no sería problema). También podría faltar en su horario habitual y proponer otro, siempre que necesite atender a una persona menor de 12 años. Por fin, podría pedir una excedencia para cuidar, que no es pagada, y tiene que solicitarla y la empleadora tendría que aceptarla. El gobierno español ha anunciado que habrá medidas laborales específicas, que atienden a esta situación de emergencia en concreto y ya comunicaríamos.

  • ¿Puedo faltar por estar cuidando de mis hijos sin colegio?

Si está realizando únicamente tareas domésticas, podría pedir una adaptación de su jornada para atender a sus hijos y tendrían que dársela. El problema es que ese cambio tiene unos plazos de negociación largos, así que no sirve para este caso. Si está cuidando, las características de ese trabajo no permiten grandes variaciones de jornada, por lo que puede ser despedida. Y no tendría derecho a la prestación de desempleo.

Si llega a un acuerdo con sus empleadores para no ir a trabajar, la ausencia no sería pagada, a no ser que se tome alguna medida especial por la crisis del coronavirus.

  • Soy interna: ¿Pueden prohibirme salir de la vivienda en mis horas libres?

Los empleadores no pueden impedirle salir a la calle, es una orden que solamente pueden dar las autoridades gubernativas. Si hay un despido, sería nulo por ir contra derechos fundamentales, pero en hogar no hay readmisión obligatoria en estos casos. La indemnización sería algo más alta que en el despido ordinario. Hay 20 días para demandar, sin contar sábados ni domingos, ni festivos.

  • ¿Estoy obligada a quedarme más horas que las pactadas como jornada ordinaria?

A nadie se le puede obligar a hacer horas extras, así que podría negarse. La realidad más frecuente es que, salvo por motivos personales de peso, las trabajadoras suelen aceptar peticiones razonables de extensión de la jornada, y más en esta situación. Pero otra cuestión es que hay que aclarar cómo se van a cobrar las horas, y cuándo. No es raro que se le de largas al asunto y a la hora de la verdad no se paguen. En el trabajo interno, la prolongación de la jornada tiene que respetar los descansos mínimos legales, que son 10 horas entre jornadas y 36 horas seguidas a la semana.

  • Tengo que atender a personas contagiadas. ¿Qué hago?

Consulta a las autoridades sanitarias. Todavía no hay demasiado información al respecto, aunque la Ley de Prevención de Riesgos Laborales reconoce a las personas trabajadoras el derecho a interrumpir su actividad cuando corren un riesgo grave e inminente para su salud. De igual modo, debes disponer de un Equipo de Protección Individual adecuado.

  • ¿Es obligatorio dar un preaviso de cese cuando, por el motivo que sea, incluida la situación creada por el coronavirus, la trabajadora quiere abandonar el empleo?

A no ser que un contrato escrito de trabajo diga otra cosa, en hogar se suele entender que el preaviso es de 7 días. Pero esto no es totalmente claro, porque es una interpretación de la ley, que dice que será “como máximo” de 7 días. En todo caso no
es aplicable a situaciones en las que la trabajadora deja el empleo porque no se le trata correctamente o no se le están reconociendo sus derechos.

  • Me despiden por motivos relacionados con la enfermedad, hospitalización o muerte de la persona atendida.

Depende de la manera en la que se le haya cesado, tiene derecho a 20 días por año si es despido, o 7 o 12 días por año si es desistimiento. Es algo a consultar. Y si hay fallecimiento, la indemnización será de un mes de salario, independientemente de la antigüedad. No tendrá desempleo en ningún caso.

  • ¿Y si no me despiden, pero dicen que ya me llamarán?

No cobrará el salario de ese tiempo, y tampoco tendrá la prestación de desempleo, que tendría en esa situación alguien del Régimen General de la Seguridad Social (SS). Además, y por si no le llaman al regreso del hospital, lo que sería un despido, es aconsejable que la conversación quede reflejada en WhatsApp.

  • Estoy en cuarentena voluntaria. ¿Tengo derecho a prestación?

No, se quedará sin el salario de esos días, y no cobrará ninguna prestación del sistema, que está solamente prevista para el aislamiento y el contagio.

MÁS INFORMACIÓN

¿Quién paga la baja médica de las empleadas de hogar?

¿Quién paga la baja médica de las empleadas de hogar?

Las empleadas de hogar tienen derecho a estar de baja médica y, al igual que el resto de trabajadores, también tienen derecho a percibir una prestación económica durante el tiempo en el que se encuentren incapacitadas para trabajar. El salario que perciben durante la baja laboral depende del motivo que ha causado esa baja.

Contingencias comunes

Incluye aquellas enfermedades ajenas al puesto de trabajo o los accidentes no laborales. En estos casos:

  • Los tres primeros días no se cobra nada
  • Del cuarto al octavo día, lo paga la persona empleadora y se cobra el 60% de la Base Diaria de Cotización (BDC). Esta cifra se obtiene tras dividir entre 30 la base de cotización, que es el salario global mensual de un trabajador (en bruto, no lo que percibe neto en el ingreso de su sueldo), incluidas las horas extra, las pagas extra prorrateadas y las vacaciones retribuidas y no disfrutadas si las hubiera.
  • A partir del noveno día, lo paga la Seguridad Social y se cobra el 60% de la BDC.
  • A partir del 21º día, lo paga la Seguridad Social y se cobra el 75% de la BDC.
  • En caso de recaída por la misma enfermedad, si entre las dos bajas no pasan más de 6 meses, la segunda baja se cogerá desde el primer día.

 

Contingencias profesionales

Se trata de aquellas bajas provocadas por un accidente de trabajo.

  • El día del accidente se percibe el salario íntegro.
  • Desde el día siguiente al accidente se cobra el 75% de la BDC. Lo paga la Seguridad Social o la mutua (en el caso de que el empleador haya contratado una).

 

Guía para las empleadas de hogar

USO-Madrid pone a disposición de las empleadas de hogar una guía en la que se recogen los derechos laborales de este colectivo y en el que se dan respuesta de manera sencilla a esta y otras cuestiones como las retribuciones tras la modificación del Salario Mínimo Interprofesional, la contratación o el régimen de trabajadora interna. Esta guía, financiada por el Ministerio de Trabajo y el Fondo Social Europeo está a disposición de todo aquel que la solicite en nuestras oficinas situadas en la calle Vallehermoso, 78 – 4ª planta, 28015 (Madrid).

 

 

 

 

USO-Madrid edita una guía gratuita para buscar empleo de forma eficaz

USO-Madrid edita una guía gratuita para buscar empleo de forma eficaz

La Secretaría de Igualdad de USO-Madrid ha editado una guía gratuita para la búsqueda efectiva de empleo. Este manual, financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo Social Europeo, está disponible para cualquier persona que lo solicite en la sede del sindicato ubicada en la calle Vallehermoso, 78 y también en formato digital a través de esta página web.

La “Guía práctica para búsqueda de empleo” ofrece una orientación básica y distintas técnicas para que el camino en la búsqueda de un trabajo resulte más fácil. También incluye recursos para no pasar desapercibido en los portales de empleo, plantillas para elaborar un currículum vitae atractivo, consejos para redactar una buena carta de presentación y las técnicas imprescindibles para afrontar una entrevista de trabajo con éxito.

La edición de este manual se complementa con la organización de diversos cursos y talleres presenciales especialmente dedicados a la población inmigrante. Los técnicos expertos de USO-Madrid explicarán cómo afrontar la búsqueda de empleo además de un taller sobre igualdad e inmigración.

Todos aquellos interesados en solicitar la “Guía práctica para búsqueda de empleo” pueden acudir a la sede de USO-Madrid, situada en C/Vallehermoso, 78 o descargarla de forma gratuita en la página web. Con respecto a los cursos, las asociaciones de inmigrantes o personas a título individual que deseen acudir a los talleres deben ponerse en contacto con el Departamento de Inmigración de USO-Madrid en el teléfono 915 986 330.

 

MÁS INFORMACIÓN

USO-Madrid reclama medidas específicas para las empleadas de hogar durante el estado de alarma

USO-Madrid reclama más implicación del Estado y sindicatos en la defensa de las empleadas del hogar

USO-Madrid reclama una mayor implicación del Estado y los sindicatos para mejorar el reconocimiento de los derechos laborales de las empleadas del hogar, un sector invisible y discriminado, según ha denunciado la técnica de Inmigración y Trabajo del Hogar de USO-Madrid, Marysol Ruberte durante su intervención en el seminario del Proyecto Europeo Advancing Personal and Holdhouse Services (Ad-PHS) celebrado este martes en Madrid.

A pesar de que la ley reconoce el derecho sindical en las empleadas domésticas, este sector se caracteriza por un trabajo individual en el interior de un hogar. Por lo que, “a la hora de la verdad, este colectivo no puede, entre otras cosas, crear secciones sindicales o elegir delegados de personal”, ha señalado Ruberte.

Existen las mismas dificultades con respecto a la negociación colectiva: “La normativa no se adapta a las peculiaridades de este sector y el principal obstáculo es la falta de una parte empresarial”, indica Ruberte. “A diferencia de países como Francia o Suiza, en España no existe asociaciones de titulares del hogar familiar en España”.

En otros casos, los derechos de las empleadas del hogar ni siquiera están reconocidas por la legislación: “El ordenamiento español excluyó a este colectivo de la normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales (PRL), a pesar de que la normativa europea sí recoge medidas de seguridad laboral que los hogares deben prestar a sus trabajadoras”, ha señalado Ruberte.

Y por si esto fuese poco, las trabajadoras domésticas sufren un mayor aislamiento e invisibilidad del sector. Esto facilita que en muchos casos se abuse de sus derechos de forma impune porque existen “dificultades para realizar inspecciones de trabajo en el interior de los hogares”.

 

Las empleadas de hogar necesitan mayor compromiso del Gobierno y los sindicatos

Marysol Ruberte ha destacado que “hay un incumplimiento sistemático de la legislación vigente ya que en muchos casos no se cumplen los horarios ni los salarios, no se respetan los días de descanso o vacaciones ni las cotizaciones reales”.

Por ese motivo, ha reclamado una mayor implicación del Estado para la implantación del cheque servicio y encontrar fórmulas para una inspección de trabajo más eficaz. También ha pedido la creación de categorías profesionales y la ratificación del Convenio 189 de la OIT, incluyendo la prestación por desempleo.

Ruberte también ha destacado que USO-Madrid es consciente de que hay una nueva fase de precarización laboral que afecta a las empleadas de hogar y cuidados, a las camareras de pisos o a los repartidores a domicilio. “Este nuevo nicho laboral requiere otro tipo de actuación sindical que debería llevar a una reestructuración de los sindicatos para dar respuesta a estas nuevas necesidades de defensa de estos trabajadores”, ha señalado.

 

¿Qué es el proyecto Ad-PHS?

El proyecto europeo Ad-PHS “Desarrollar los servicios Personales y Domésticos”, lanzado en diciembre de 2018, tiene como principal objetivo crear un punto de encuentro único para apoyar, guiar y aconsejar a las autoridades en la elaboración de sus políticas públicas para el sector.

 

MÁS INFORMACIÓN

 

Ya está disponible la nueva app de USO

Ya está disponible la nueva app de USO

Ya podéis descargar la app de USO, tanto para móviles con sistema Android como IOS.

En esta nueva herramienta podréis encontrar toda la actualidad de USO a golpe de clic en las diferentes redes sociales, el listado completo de los servicios a la afiliación, la información actualizada del 1º de Mayo Confederal y una potente herramienta para la preparación, desarrollo y escrutinio de las elecciones sindicales.

La Unión Sindical Obrera ha puesto en marcha esta app para estar cerca de ti siempre que nos necesites. En ella podrás encontrar toda la información sobre nuestro sindicato, permisos, movilizaciones, conflictos, servicios a la afiliación y toda la actualidad sindical.

Esta app está pensada como herramienta de información, asesoramiento y contacto, a la que iremos incorporando novedades para hacerla lo más completa y útil posible.